El destructor Zumwalt es invisible

El destructor de misiles guiados Zumwalt de la Marina norteamericana, es tan, pero tan sigiloso, que las autoridades militares han decidido equiparlo con reflectores por hacerlo visible —al menos— para otros buques americanos.

Estos reflectores serán una característica estándar para el Zumwalt y sus dos barcos gemelos, lo que les permitirá ser captados por radares en situaciones en las que ser visible sea importante.

Relacionado: La marina de EE.UU prueba con barcos-dron

El mes pasado, la Marina llevó a cabo pruebas para probar el rastro de radar del Zumwalt, tanto con paneles reflectantes como sin ellos. A raíz de este estudio, las autoridades militares han decidido que el Zumwalt disponga de reflectores, así también como sus naves hermanas, todo esto por razones de seguridad.

Los paneles reflectantes se ven como cilindros de metal, y han sido ya usados en otros buques de guerra. Se usan durante operaciones en las cuales ser captado que es importante, como por ejemplo, cuando se viaja en rutas de navegación demasiado ocupadas, o durante momentos de densa niebla.

Estos reflectores serán algo importantes en un barco como el Zumwalt, que cuenta con una tecnología de sigilo la cual reduce al mínimo su rastro en el radar, haciéndolo aparecer como un barco mucho más pequeño de lo que en verdad es. En un reciente encuentro en la costa de Maine (lugar en donde se está probando el buque), el pescador de langostas Lawrence Pye informó que el destructor apareció en su radar como un barco de pesca de unos 40 pies. Al acercarse, el pescador se sorprendió al ver pasar un buque de 610 pies por su lado. “Es un mamut cuando está tan cerca de ti,” dijo Pye a The Associated Press.

Relacionado: Venta de armas a través de Facebook alimenta a grupos terroristas

El Zumwalt fue concebido como un buque sigiloso desde el principio, y ante los radares ofrece una forma de reducción angular y casco de onda perforante “tumblehome”, diseñado en pendiente hacia el interior y por encima de su línea de flotación. Este diseño reduce significativamente su rastro en el radar, especialmente en comparación con los cascos de navíos más comunes.

Otras tecnologías de vanguardia del Zumwalt incluyen una cabina de mando de material compuesto, un sistema de propulsión eléctrico muy silencioso, y un sistema avanzado de armas, con proyectiles de ataque de largo alcance de 155 mm, más la posibilidad de añadir un cañón de riel.