Esta cama de agua no te moja, pero te hace sentir como si flotaras

Si realmente quieres, puedes comprarte un tanque de agua sensorial para tu casa, algunas compañías como Zen Float Company venden bañeras de agua caliente que te permiten flotar en agua salada para ayudarte a relajarte y a meditar.

Sin embargo, en el Salón del Mueble de Milán de este año, Starpool, un fabricante italiano, mostró su Zerobody, que es una especie de cama de agua capaz de hacerte sentir como si estuvieras flotando sin la necesidad de mojarte. El Zerobody utiliza un colchón térmico, lleno de líquido que te hace sentir como si no pesaras nada.

Relacionado: Triton te permite respirar bajo el agua ¿verdad o mentira?

Pero, ¿cómo funciona exactamente? Es un poco confuso, ya que Starpool no ofrecen una gran cantidad de detalles más allá de que el cuerpo deja de regular su temperatura y empieza a producir endorfinas.

La compañía colaboró con Neocogita, que desarrolla ejercicios de entrenamiento cognitivo. Mientras que estás envuelto por el calor, se supone que debes escuchar Nu Relax, una app para meditar que mejora estas experiencias, según Contemporist.

También hay una luz LED que cambia de color en el interior, aunque la manera en que eso ayuda al aislamiento sensorial no está muy claro todavía.  Los tanques de aislamiento los desarrolló por primera vez John C. Lilly, un neuropsiquiatra que los utilizaba principalmente como una manera de estudiar la conciencia en la década de los 50 (él también hizo un gran trabajo de investigación con el LSD y la comunicación de los delfines y, en ocasiones, estas dos investigaciones se superponen).

Relacionado: Esta botella de agua se llena al extraer la humedad del aire

En estos días, estos tanques se utilizan principalmente para aliviar tensiones y sus defensores dicen que puede ayudar con el dolor y a alcanzar nuevos niveles de conciencia. Diseñado por Cristiano Mino, del Zerobody se desconoce todavía el precio o la disponibilidad en este momento, pero seguiremos informando al respecto.

Igual esta cama flotante cuesta menos de $ 1,850 dólares… ¡Quién sabe!