Una “tapa inteligente” en los cartones de leche puede detectar si es fresca o no

Una nueva “tapa inteligente”  fabricada en una impresora 3D,  ahora puede detectar si la  leche contenida en el envase  es fresca o no. La  tapa compatible con  los cartones de leche, cuenta con una serie de sensores capaces de medir la temperatura en el interior del envase,  detectar la presencia de bacterias y si, en definitiva, la leche se encuentra en estado de descomposición, según lo publicado por la  revista “Nature”.

La nueva tecnología es un paso en la dirección de  comprobar el estado de un  alimento usando su teléfono inteligente, dijeron los investigadores.

“Nuestro trabajo describe la primera demostración de la impresión 3D para incorporar componentes eléctricos básicos, así como un sensor inalámbrico que trabaja”, dijo  el profesor Liwei Lin, de la Universidad de California en Berkeley, jefe del equipo cde investigación.

“Se podría imaginar un escenario en el que usted puede utilizar su teléfono móvil para comprobar la frescura de los alimentos mientras que todavía están en los estantes de la tienda”, agregó.

Los investigadores integraron los componentes electrónicos en una tapa  de un cartón de leche para monitorear signos de deterioro. La  “tapa inteligente” fue equipada con un condensador y un inductor para formar un circuito resonante y una rápida sacudida del envase,  permite que un poco de leche quede atrapada en el  circuito que detecta los cambios eléctricos en las propiedades de la leche a medida de que se deteriora.

Los cambios fueron registrados en forma inalámbrica en una aplicación instalada en un teléfono inteligente y los investigadores encontraron que las propiedades de conducción eléctrica de la leche disminuyeron  en un 4.3 por ciento después de 36 horas sin refrigerar. En comparación, un cartón de leche en la refrigeradora tuvo un cambio del 0.12 por ciento en el mismo período de tiempo.

“Esta tecnología impresión 3D,  eventualmente podría hacer circuitos electrónicos suficientemente barato para ser añadido a los envases y proporcionar alertas de seguridad alimentaria a los consumidores”, dijo Lin.