AIRMULE: un drone de carga que puede transportar 500 kg

Mientras las firmas líderes en mundo de los drones se jactan de construir sus pequeñas aeronaves con capacidad de cargar cámaras de 2kg, la compañía Urban Aeronautics basada en Israel construyó un drone que puede transportar hasta media tonelada (500kg) de cargamento.

Según sus creadores, Airmule es una herramienta ideal para operaciones militares y para toda clase de emergencias, desarrollado principalmente para llegar a lugares donde los helicópteros no pueden volar.

Relacionado: Drones ayudan a los cazadores de huracanes a pronosticar el clima

Sin embargo, Airmule también tiene puntos débiles. Uno de ellos es que solo puede transportar la tonelada de carga en un radio de 50 km (31 mi). Lo que significa que, por ejemplo, en operaciones militares, el Airmule debe ser remolcado a la zona de conflicto para poder ser útil. En un lapso de 24 horas, el mega drone podría abastecer a las tropas con 6,000 kg de provisiones. Urban Aeronautics asegura que entre diez y doce Airmules abastecerían a 3,000 combatientes con los suministros necesarios, además de transportar de vuelta a la base a los soldados heridos.

Además de su impresionante capacidad de carga, Urban Aeronautics diseño al Airmule con distinticas funcionalidades prácticas. Para empezar, su diseño de rotor interno y la tecnología Fancraft desarrollada por la compañía permiten a la aeronave no tripulada volar con una eficiencia y precisión sin precedentes. Con sus dimensiones de 6 metros de largo, 3.3 metros de ancho en la parte de atrás y 2 metros en la parte de adelante, el consumo de energía del Airmule es apenas superior al de un Humvee. Y a pesar de su pequeño tamaño, posee la habilidad de volar de manera muy precisa en un mismo punto en climas tormentosos o con vientos de hasta 90km/h (50 mph).

Drone_mule_02 drone_mule_03

Adicionalmente, Urban Aeronautics (UA) incluyó un sistema de paracaídas desplegado por cohete que se activa en casos de fallas del motor.

Para evaluar la invención, UA decidió correr una serie de pruebas antes de fin de año en Tel Aviv. Después de reconocer que el 2015 había sido un año duro para la organización, UA anunció que llevó a cabo un exitoso vuelo en el aeródromo de Megido. Aunque la prueba fue corta, su éxito permitió a UA empezar con la siguiente fase del proyecto: hacer volar a Airmule más allá de la línea visual. No se conocen las fechas de la próxima prueba, pero UA afirma que “en el 2016 demostrarán finalmente las capacidades únicas del AirMule”.