Crea tu propio juguete 3D de Mattel por 300 dólares

¿Aburrido de tus juguetes de siempre? No te preocupes. Ahora ya puedes crear tus propios juguetes. La compañía Mattel ha diseñado una impresora 3D que cuesta 300 dólares y que te permitirá diseñar, crear e imprimir tus propios héroes y villanos.

Esta máquina transforma una idea en un juguete de verdad. El que tú quieras y como tú quieras. Se trata de ir un paso más allá de la ThingMaker original de Mattel que permitía a los niños crear sus propios juguetes gracias a unos moldes de plástico.

RelacionadoMoldes a medida con un revolucionario escáner 3D

Sin embargo, en pleno siglo XXI la compañía considera que esto no es suficiente. Por ello, ha optado por la impresión 3D en la que los límites los pone la mente de cada uno.

Ahora, la nueva ThingMaker cuenta con una app gratuita tanto para los dispositivos iOS como Android. Permite a los usuarios elegir un boceto de un juguete, modificarlo a su gusto y, finalmente, imprimirlo.

De esta manera, el usuario puede primero tener una idea de cómo será el juguete tras elegir entre diferentes texturas, movimientos, colores y diseños. Después, a través de Wi-Fi se dará la orden de imprimir el juguete creado. Y todo ello sin gastar demasiado.

Toyland ha informado que esta aplicación contará con unos diseños básicos para crear algunos artículos de joyería –como anillos y collares–, y otros juguetes como dinosaurios y esqueletos.

Y con la imaginación, tanto de niños como adultos, se podrán crear nuevos juguetes combinando diferentes partes de los ya pre-establecidos.

Además, las piezas elegidas se conectarán por medio de articulaciones básicas para, además de disfrutar aprendiendo, con esta aplicación se pueda disfrutar también jugando.

“En la era digital de hoy en día, para las familias es más importante que nunca hacer que las ideas de los niños se conviertan en algo real”, ha subrayado el director senior de Mattel, Aslan Appleman, en un comunicado. “ThingMaker rompe los límites del juego imaginativo “, ha añadido.

De hecho, ThingMaker anima a los usuarios a soñar y a ser más audaces. Eso sí, algunos procesos de impresión pueden tardar desde 30 minutos si se trata de un juguete más básico (o parte de una estructura más grande), a entre seis y ocho horas.

Asimismo y con el fin de evitar que los niños se puedan hacer daño durante el proceso de impresión, la puerta del ThingMaker se bloqueará automáticamente cuando está en uso.

No obstante, la puerta frontal es transparente para que los usuarios puedan observar todo el proceso (si es que tienen la paciencia suficiente).

Lamentablemente, todavía no se podrá comprar esta impresora 3D (creadora de juguetes) hasta el próximo otoño. Pero ya se pueden hacer algunos pedidos en Amazon. ¿Por qué conformarse con los juguetes que hay en el mercado si puedes crear uno tú mismo con la ThingMaker de Mattel?