Robots eliminarán cinco millones de trabajos en 2020

El 2020 está aquí, a la vuelta de la esquina y se perfila como un gran año. Por ejemplo, la Oficina del Censo de los Estados Unidos estima que “más de la mitad de los niños del país serán parte de las minorías o grupos étnicos”, LG tiene planeado triplicar la producción de paneles solares, y no podemos olvidar que habrá otros Juegos Olímpicos y, oh sí, los robots aparentemente eliminarán unos cinco millones de puestos de trabajo del sector laboral.

Un estudio del Foro Económico Mundial (FME) asegura que para 2020, la robótica se habrá expandido y avanzado tanto que, seguramente, los robots harán que 5 millones de puestos de trabajo no sean necesarios. Un grupo de economistas han proyectado el impacto que los sistemas de IA y las máquinas tendrán en la fuerza laboral, y desde el FEM, se predice una “cuarta revolución industrial”, caracterizada por la evolución sin precedentes “en la genética, la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D y la biotecnología “.

Relacionado: El nuevo Segway es también un tierno robot

Y mientras que las revoluciones industriales anteriores han creado progreso en la fuerza de trabajo humana, ésta nos podría hacer retroceder – al menos en el corto plazo. Según los investigadores del FEM, “las tendencias actuales podrían conducir a un impacto neto del empleo de más de 5,1 millones de puestos de trabajo perdidos o afectados a consecuencia de los cambios del mercado laboral durante el período de 2015 hasta 2020”.

Los puestos de trabajo que están más en riesgo de ser reemplazados por las máquinas son aquellos en trabajos administrativos y de rutina. Además, en aquellas industrias donde las máquinas o robots juegan una gran parte, por ejemplo la producción y manufactura, verán una mayor sustitución. El estudio del FEM también menciona la importancia de la fuerza laboral humana, la cual “conserva relativamente un buen potencial para mejorar la redistribución y mejora de la productividad a través de la tecnología en lugar de la sustitución de las mismas”.

Curiosamente, el FEM proyecta que en los puestos de trabajos donde los robots no tendrán presencia, la “brechas de género parecen ser la variable más pronunciada”.

El FEM señala que, “el empleo femenino tendrá un bajo crecimiento… y si las expectativas de nuestros encuestados son ciertas, una posible reversión de algunas de las avances hecho en la paridad de género y los puestos de trabajo en la última década”.

Realmente alarmante, pero los más impactante es la inmediatez y el amplio impacto. ¿Está tu trabajo en peligro de ser reemplazado por un ordenador?