Revolt 1 podría ser tu primera maquina voladora personal

¿Quién, en algún momento de la vida, no ha pensado en tener su propia máquina voladora?

Pues Glauco Tortoreto es uno de ellos, con la única diferencia de que él ha decidido hacerlo posible.

Relacionado: Cualquiera puede volar (y aterrizar) un Boeing 737

Tortoreto es el creador de Revolt 1, un nuevo transporte personal que actualmente busca fondos en Kickstarter, con una fecha de envío prevista para principios del próximo año. El nuevo Revolt 1 está técnicamente clasificado como un paramotor, que combina las características de vuelo de un parapente con la autonomía de un vuelo a motor. A diferencia de los aviones, no hay necesidad de largas pistas de aterrizaje para el despegue y el aterrizaje, ya que ambos procesos se puede hacer con una corta distancia.

Asimismo, no se ejecuta con el combustible para aviones, sino más bien con unas baterías que permiten un tiempo de vuelo de 40 minutos y que pueden ser fácilmente recargadas. El Revolt 1 cuenta incluso con aplicaciones para iOS y Android que permitirán a los usuarios ajustar la potencia y la capacidad de respuesta, al mismo tiempo que permitirán a los instructores corregir la posición de la nave para el despegue.

“La principal diferencia con los paramotores normales es que Revolt 1 cuenta con cuatro rotores,” explica Tortoreto a Digital Trends. “Eso hace que sea mucho más seguro, porque se puede volar con un rotor en el caso improbable de que los otros tres fallen. También es considerablemente más barato, lo que significa que podemos llevar el vuelo eléctrico a todo el mundo”, añade.

Pero, ¿cómo de barato es el Revolt 1? Pues bien, a través de la campaña en Kickstarter puedes comprometerte a una donación a partir de los $ 2 dólares, a pesar de que sólo vas a recibir un agradecimiento por ayudar a contribuir en el proyecto. Porque si quiere hacerte con una unidad real del Revolt1, tendrás que desembolsar 4,980 euros (es decir, unos 5,600 dólares) y recibirás un kit completo con arnés, la caja para la batería y el cargador para la misma. Eso sí, algunas unidades se venden por $ 110 dólares menos.

“Este es el transporte del futuro”, subraya Tortoreto. “Imagínate si todo el mundo pudiera volar hacia su trabajo. Sé que es un poco pronto para decirlo, pero hay que empezar por alguna parte. Cuando llegaron los primeros automóviles, estoy seguro de que había gente que cuestionaba por qué eran necesarios cuando la gente ya tenían caballos. Me gustaría pensar que estamos en el comienzo de una transición similar”, concluye.