Fuerza aérea anuncia los jets F-35

El Pentágono acaba de anunciar uno de sus más grandes logros después de 15 años de esfuerzo: el escuadrón inaugural de los jets de combate F-35 está listo.

El programa fue lanzado en el 2001, y fue dado a Lockheed Martin. Sin embargo, debido a desafíos técnicos, el proyecto se ha atrasado.

Relacionado: Los pilotos de guerra podrán controlar sus aviones con la mente

Los desafíos incluían problemas con el software del radar, y un incremento en las posibilidades de lesiones en el cuello en pilotos poco pesados. Los problemas incrementaron el presupuesto del proyecto a $379 billones de dólares, casi 70% más del presupuesto inicial.

Los jets han sido maniobrados en pruebas de combate con otros jets F-16.

De acuerdo al jefe del programa, el Lugarteniente Chris Bogdan afirma que “la decisión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en construir 15 F-35 de combate envía un mensaje simple y poderoso a los amigos y enemigos del país: el F-35 puede cumplir con su misión”.

La Fuerza Aérea ha anunciado planes para comprar un total de 1,763 jets F-35ª para ser lanzados por los cielos en los próximos años. Serpia la flota de F-35 más grande del mundo.

Lockheed construirá también jets F-35 Lightning para el Reino Unido, Australia Noruega, Italia, Turquía, Dinamarca,, Holanda, Israel ,Corea del Sur y Japón.

Sin embargo, no todo el mundo está celebrando. Todd Harrison, un analista de defensa del Centro para los Estudios Internacionales y Estratégicos afirma que “el programa no está haciendo todo lo que se suponía que iba a hacer”.

Por su parte, Dan Grazier, del Proyecto para la Vigilancia del Gobierno afirma que esta anuncio “no es más que un “truco de relaciones públicas” y que no es posible saber qué es cierto hasta que las pruebas operacionales estén llevándose a cabo.

Relacionado: SpaceX se adjudica contrato de la Fuerza Aérea y rompe monopolio

El programa F-35 del Pentágono reportó que sigue conversando con Lockheed sobre el atraso en los contratos para los próximos jets F-35. Se está buscando disminuir los costos para que cada aeronave cueste $85 millones en el 2019.