Mira a este joven paralítico caminar gracias a un exoesqueleto mecánico

A los diecisiete años, la mayoría de los adolescentes están preocupados por la carrera  que van a elegir en la universidad, o por qué esa persona que les gusta no les respondió el texto que mandaron. Pero Mark Daniel estaba preocupado por una razón mucho más profunda: la posibilidad de que nunca podría caminar de nuevo.

En el 2007, Daniel quedó parcialmente paralizado en un accidente de auto que lo dejó sin movilidad en sus extremidades inferiores. Pero en lugar de renunciar, concentró toda su energía en su fisioterapia de recuperación.

RelacionadoEste brazo mecánico es controlado por el cerebro de un paciente paralítico


Tres años más tarde, los fisioterapeutas de Daniel le dijeron  que habían sido contactados  por los investigadores de The Institute for Human and Machine Cognition, una organización sin fines de lucro. Los investigadores del IHMC buscaban un candidato prometedor para trabajar en un proyecto innovador: el uso de un exoesqueleto. Este proyecto ofrecería la esperanza de ayudar a alguien que no pueda usar sus piernas a caminar de nuevo.

“Es parte de mi personalidad el intentar hacer cosas nuevas. Vivir con temor a una nueva experiencia no es algo a lo que le dedico mi tiempo. ” –dijo Daniel a Digital Trends, así que luego de la oferta, Daniel se reunió con Peter Neuhaus, uno de los principales científicos investigadores en IHMC, y junto a su equipo se embarcaron en un proyecto de larga duración.

Los resultados fueron excepcionales: recientemente Daniel ganó el segundo lugar en el Cybathlon, el primer evento de  Juegos Olímpicos Biónicos en Zurich, Suiza, donde compitieron 70 atletas que son ayudados por robots, provenientes de de 25 países.

La carrera en la que él participó fue precisamente diseñada para personas equipadas con exoesqueletos similares. Ellos tuvieron que navegar por una serie de obstáculos en el menor tiempo posible. Daniel fue el único estadounidense que compitió.

“Fue un honor ser parte de este evento” –dio Daniel. “Necesitábamos este tipo de publicidad para levantar conciencia en el campo de la gran ayuda que la robótica está brindando a la comunidad de personas con discapacidades. La mayoría de las personas con las que he hablado ni siquiera sabían que este tipo de tecnología existe.”

Sin duda, ejemplos como el suyo, donde la persistencia recibe ayuda de la tecnología, están dando a muchos un rayo de esperanza.