Nueva tecnología 3D imprime objetos hasta 100 veces más rápido

Una “startup” de Redwood City (California)  ha desarrollado una nueva tecnología de impresión 3D que utiliza la luz y el oxígeno para imprimir objetos sólidos a velocidades de 25 a 100 veces más rápido que la tecnología actual.

La  impresión en 3D desarrollada por Carbon3D, permite materializar objetos partiendo de una resina líquida, para luego solidificarlos a una gran velocidad gracias a un sistema de luz digital y oxígeno

La tecnología, llamada “Continuos Liquid Interface Production” (CLIP), manipula la luz y el oxígeno para hacer uso de  una propiedad de la resina llamada fotopolimerización, que consiste en la solidificación del líquido al ser expuesto a luz ultravioleta (UV). La nueva impresora  trabaja combinando ambos elementos  para obtener un objeto de una sola pieza, con una textura más lisa y homogénea, y de un espesor mínimo de 20 micrones (el equivalente a un cuarto del grosor de una hoja de papel).

“Al repensar todo el enfoque de la impresión en 3D,  hemos logrado poner la  química y la física detrás del proceso y  desarrollar  una nueva tecnología que puede crear objetos haciéndolos crecer  “de un charco de líquido” en un tiempo radicalmente más rápido que las tecnologías tradicionales” dijo Joseph M DeSimone, profesor de química en la Universidad de Carolina del Norte y presidente de Carbon3D.

“Además de la utilización de nuevos materiales, CLIP puede permitirnos hacer objetos más fuertes con geometrías únicas y que otras técnicas no pueden lograr, como cánulas cardíacas (stents),  implantes o prótesis dentales fabricados  a  la medida de cada paciente “, dijo DeSimone.

Mediante  un acuerdo de investigación entre la Universidad y Carbon3D, el equipo está actualmente llevando a cabo experimentaciones con siliconas, nylon,  cerámica y materiales biodegradables que ampliaran  el uso de la impresora  a otras industrias como la automotriz y la aviación.