Make demuestra cómo hackear un drone de Parrot

Anteriormente, expertos en seguridad habían demostrado las vulnerabilidades de ciertos drones destinados al mercado de masas.

Ahora, Make magazine nos recuerda que estas vulnerabilidades aún existen y nos enseña precisamente como alguien puede desactivar un drone instantáneamente.

Relacionado: DHL prueba los envíos con drones

En su ejemplo, Make utilizó un Parrot AR.Drone que genera su propia red inalámbrica Wi-Fi. Estos drones permiten que sus usuarios puedan controlar el drone desde su teléfono inteligente. Es una manera sencilla y asequible de volar un drone que no requiere que los usuarios tengan que aprender a utilizar un mando a distancia por radiocontrol. (Los drones profesionales como el Phantom III de la empresa DJI utilizan un mando a distancia radiocontrol que cuenta con su propia seguridad.)

La desventaja de este tipo de comunicación es que es muy vulnerable a los hacks porque permite que cualquier persona pueda ver y conectarse a la misma red inalámbrica con el fin de tomar control del aparato, ya que el drone de Parrot tampoco utiliza una contraseña.

El Parrot AR.Drone también cuenta con un servicio Telnet funcionando en el interior del drone. Telnet no pide autenticación y permite que un hacker pueda entrar al sistema interno del drone.

Según Amazon y Google, los drones son el futuro de los envíos. Ambas compañías han desarrollado un equipo de drones que utilizarán para entregar los pedidos hechos a través de Internet. Sin embargo, la Oficina Federal de Aviación (FAA) aún no ha establecido nuevas regulaciones sobre los aviones no tripulados.

Se espera que la FAA pase nuevas reglas sobre el uso de los drones este verano. Mientras tanto, las reglas que actualmente existen no permiten que los drones vuelan sobre personas o que pasen una máxima altura de 500 pies. Además, cada operador de drone estará obligado a mantener su drone a la vista, algo que no le favorece a Amazon y Google.