Lightest es una lámpara que flota en el aire


Atrás quedaron las lámparas de lava o los globos de cristal para traer un ambiente de fiesta a cualquier lugar. Si quieres realmente iluminar un lugar con estilo, y dejar a tus amigos impresionados, lo que tal vez necesitas es una lámpara que flota en el aire y se mueve alrededor de la habitación transmitiendo su luz.

Esta es precisamente la idea que tuvieron los diseñadores de la compañía Base Forge, quienes están actualmente en una campaña a través de Kickstarter para completar este proyecto.

RelacionadoEste tocadiscos moderno hará flotar tu música

Con el nombre de “Lightest”, esta lámpara no sólo levita, sino que también cambia de colores a través de una aplicación que puedes controlar desde tu teléfono. Si quieres ordenarla  a través de Kickstarter antes de que salga al mercado, te costará €140 euros, unos $152 dólares.

Pero si no quieres una lámpara, sino simplemente la posibilidad de hacer flotar algún otro objeto, incluso hay un modelo que solo incluye la tecnología que lo hace posible. Es decir, que puedes comprarlo sin la plataforma, pantalla o la luz, para que puedas conectar esto a cualquier objeto no metálico y hacerlo flotar.

“Como arquitecto y diseñador industrial de profesión, siempre estoy involucrado en tecnologías de última generación con los clientes”, dijo el creador Chris Muscat Azzopardi a Digital Trends. “Este proyecto de hacer levitar un producto era un tema recurrente, y cuando me mezclé con otro proyecto que habíamos desarrollado utilizando la transferencia inalámbrica de electricidad, me enamoré de la idea de unir a los dos.”

Pero no es que este aparato tenga poderes especiales. La levitación en sí se basa en un potente imán en la base de madera de la lámpara, el cual proporciona el empuje principal. Además, otro fuerte imán más pequeño en la plataforma de levitación y cuatro pequeños electroimanes le dan mayor estabilidad.

“Para aquellos que son creativos, o para los aficionados a la tecnología, hemos hecho la pantalla desmontable, lo que significa que cualquiera puede fabricar su propia pantalla o imprimir la suya propia en 3D”, continuó Azzopardi.  Para quienes quieren hacer alarde de sus medallas o colecciones, dijo que “también se puede crear una pequeña plataforma iluminada para poner algún pequeño trofeo o juguete, o hasta una planta.”

Pero si quieres la pantalla, te interesará saber que la luz LED tiene una duración de 50.000 horas, y gracias a una batería en la base es totalmente portátil, por lo que puedes llevar esta lámpara contigo para impresionar a esa persona especial en algún picnic a la luz de la luna.