Investigadores podrían acabar con el misterio de dónde enterraron a Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci murió en 1519, pero dónde le enterraron sigue siendo un misterio. Los investigadores esperan poder recuperar el ADN de Da Vinci de una pintura que actualmente está en restauración, según SkyNews. La esperanza ahora es poder confirmar dónde está la tumba y, gracias al estudio del ADN de Da Vinci y de sus familiares se podría aprender más sobre personas extraordinariamente creativas como el pintor.

Los restos humanos que ahora se encuentran en el Chateau d’Amboise en el valle de Loire podrían ser los de Da Vinci, aunque no hay certeza de ello. Los científicos del Instituto J. Craig Venter, en California, van a intentar recuperar algunas muestras de pelo y piel de los cuadernos y pinturas.

Relacionado: Stephen Hawking advierte que avances en ciencia y tecnología amenazan la humanidad

Los científicos de este instituto, especializado en la investigación genética y la secuenciación del genoma, compararán el ADN con muestras de los restos que hay en Chateau d’Amboise y con muestras de los descendientes de da Vinci. Asimismo, se utilizará el ADN procedente de las tumbas de los padres de Da Vinci. Si todo coincide, se acabaría con el misterio sobre del lugar donde enterraron a Da Vinci.

Los esfuerzos iniciales de recuperación del ADN se realizaron utilizando la pintura de da Vinci, La adoración de los magos, que actualmente se está restaurando en Florencia, Italia. Una vez que los investigadores estén seguros de que tienen el ADN de Da Vinci, está previsto utilizar el análisis genético para reconstruir la forma de su cara, el tono de piel, el color de los ojos y el cabello.

Las mediciones de cráneos de sus descendientes ayudarán también a determinar la forma del cráneo de Leonardo da Vinci, lo que ayudará aún más a recrear con mayor realidad el aspecto de Da Vinci.

El Instituto J. Craig Venter está trabajando con el Instituto Internacional de Humanidades de la Universidad de Florencia (IIHS). “Esperamos ganar no sólo un mayor conocimiento histórico de Leonardo, sino posiblemente una reconstrucción de su perfil genético, lo que podría proporcionar información sobre otros individuos con cualidades notables, “asegura Brunetto Chiarelli del IIHS de Florencia.