Programa de IA japonés escribe novela corta… ¡y casi gana un premio literario!

Mientras que a muchas personas en el mundo les preocupa el hecho de que los robots -tarde o temprano- se harán cargo de sus propios trabajos, nadie imaginaba aún que la Inteligencia Artificial (IA) desarrollaría “otras” habilidades, quizá mucho más “creativas”…

Resulta que un programa de IA japonés ha sido “co-autor” de una novela de formato corto, la cual logró pasar la primera ronda de selección de un concurso literario nacional. Por lo visto, parece que para el futuro ninguna ocupación humana está asegurada… La novela escrita por este robot finalmente no ganó el premio final, pero ¿quién puede asegurar que no vaya a mejorar sus habilidades literarias en su siguiente intento?

Relacionado: La inteligencia artificial predice los ganadores de los premios Oscar 2016

La novela se titula El día en que un computador escribe una novela, o Konpyuta ga shosetsu wo kaku hi, si lo prefieres en japonés. Tal parece que “su prosa” no fue lo suficientemente buena como para ganar el primer lugar en el Nikkei Hoshi Shinichi de literatura, pero se acercó.

Oficialmente, la novela fue escrita por un equipo “muy humano” que condujo el desarrollo del programa de IA. Hitoshi Matsubara y su equipo de la Hakodate Universidad del Futuro de Japón, seleccionaron palabras y frases, además de los parámetros establecidos para la construcción, todo antes de dejar que el computador hiciese fluir la “escritura” de la novela de manera autónoma. Una de los dos trabajos (novelas) del equipo, de hecho, llegó más allá de la primera ronda de selección, todo y considerando que existe una política de “lectura ciega” en estos concursos, la cual les impide a los jueces saber si una computadora participó o no en el proceso de escritura.

Relacionado: Google y Movidius se unen para ofrecer inteligencia artificial en celulares

En los últimos años, el Premio Hoshi Shinichi de literatura ha sido técnicamente abierto a candidatos “no humanos” (específicamente, “programas de IA y otros”). Este año fue la primera vez que el Comité de evaluación recibió escritos hechos por programas de IA. En total, 11 de las 1,450 obras fueron escritas -al menos, en parte- por no-humanos.

“Me sorprendió el trabajo, ya que era una novela bien estructurada. Sin embargo, todavía hay algunos problemas [por superar] para ganar el premio, tales como son la descripción de los personajes”, dijo Satoshi Hase, novelista japonés de ciencia ficción, en la conferencia de prensa de la premiación.

Muchos críticos y partidarios de la evolución de la IA están de acuerdo en que la “sensibilidad” sería uno de los obstáculos más difíciles de superar por estas “maquinas” en su camino a hacerse más “humanas”. Si los robots de AI no pueden relacionarse “sentimental” o “sensiblemente” con los seres humanos, será también difícil para los seres humanos relacionarse con ellos.

En cualquier caso Matsubara y su equipo no parecen desanimarse en su intento por lograr la creatividad artística mediante la inteligencia artificial. “Hasta ahora, los programas de IA han sido utilizados con frecuencia para participar en juegos complejos, como Shōgi. En el futuro, me gustaría ampliar el potencial de la AI, y acercarlo lo más posible a la creatividad humana”, dijo Matsubara.