Innovación en SXSW: Una cámara te persigue y los muebles cargan tu celular

El festival South by Southwest ha tenido de todo. Desde la charla del Presidente Obama sobre cómo la tecnología puede ayudar con el compromiso ciudadano hasta la exhibición de nuevos artefactos tecnológicos.

Los premios de innovación en el SXSW se los están peleando varios finalistas. Nos vamos a enfocar en los dos productos más increíbles que vimos.

Relacionado: Luma: El router inalámbrico que hace que administrar tu Wi-Fi sea divertido

Muebles inalámbricos de Ikea.

La empresa sueca de muebles de bajo costo y diseño contemporáneo, ha diseñado unas nuevas mesas y lámparas que permiten que recargues la batería de tu celular de forma inalámbrica y sin utilizar cuerdas.

Los muebles ya están a la venta en los Estados Unidos desde el año pasado. Estos utilizan tecnología QI Wireless, con la cual tus aparatos deben ser compatibles.

Ikea vende estuches para el iPhone 4 a 6 y para el Galaxy S3 a S5, que funcionan a su vez como adaptadores, para que puedas utilizar la tecnología Qi de sus muebles. La mayoría de celulares Android si son compatibles con esta tecnología y no necesitan dicho estuche.

No solamente es un producto muy útil sino que además hace que tu hogar se vea más lindo, sin tanto cable por ahí. Hay que admitir que a nadie le gustan las cuerdas y en lugar de eso, Ikea brinda la posibilidad de cargar tu celular al ponerlo sobre una X pintada en estos muebles.

También se puede utilizar el puerto USB que viene incrustado en los muebles para cargar tus aparatos de forma tradicional.

No todos los muebles que venden tienen esta tecnología. Serán dos mesas de noche, una lámpara de mesa, una lámpara de pie y otra para escritorio las que vienen con cargadores inalámbricos.

Pero si ya tienes muebles de Ikea que no vienen con esta tecnología, la empresa vende un paquete para que transformes tus muebles en cargadores inalámbricos por $30 dólares.

En Digital Trends probamos la lámpara de escritorio el año pasado. Es muy fácil de armar. Tomó 30 minutos en recargar el 20% de la batería de un iPhone. Una de las desventajas es que si alguien te llama, no puedes contestar la llamada sin interrumpir el proceso de carga. También, el proceso hace que el celular se caliente más de lo normal.

Lily Camera

A diferencia de los demás drones en el mercado, la Lily Camera es un artefacto que sigue con GPS al usuario.

Mediante un dispositivo de rastreo que te pones en el brazo como si fuera un reloj y el cual es resistente al agua, la Lily camera te sigue.

Es por ese motivo que su creador Antoine Balaresque dice que su creación no es un drone. En principio, los drones están controlados por el usuario, mientras que en este caso, el drone no necesita intervención humana.

“Es como si fuera mi camarógrafo personal”, afirma Balaresque, añadiendo que considera el dispositivo como una cámara más que como un artefacto de vuelo.

La idea surgió después de unas vacaciones, cuando al ver las fotos, Balaresque se percató que su madre estaba ausente en muchas de ellas ya que fue quien tomó la mayoría de las fotos.

Es una buena solución si no te gusta utilizar el palito de la selfie y prefieres fotos en las que el paisaje tenga mayor protagonismo.

Relacionado: Qualcomm desarrolla cargadores inalámbricos para móviles hechos con cuerpos metálicos

La Lily Camera despega y aterriza en tu mano con mucha facilidad y puede volar por 20 minutos. Tiene 4GB de almacenamiento que se puede expandir con tarjeta SD.

Utiliza el sensor de imagen Sony IMX117 1/ 2.3 pulgadas (el mismo que viene en la GoPro Hero 3+ Black. Toma imágenes en 12 megapíxeles y videos Full HD 1080P que toma 60 imágenes por segundo.

Esta cámara- robot resulta útil al practicar deportes extremos y es resistente al agua. No tienes que preocuparte por la cámara ya que ella te sigue y captura las mejores imágenes y videos desde ángulos imposibles si fuera un ser humano.