Ingeniero levanta Mini-Cooper con traje de fuerza

James Hobson, es un conocido YouTuber que se describe a sí mismo como un “hacker en alquiler” (The Hacksmith), ha construido un exoesqueleto accionado. Su herramienta, totalmente casera, es capaz de levantar la parte trasera de un Mini-Cooper – que nada más y nada menos pesa unas 2,000 libras.

El aparato en cuestión es la más reciente creación de Hobson, y busca recrear un sueño: un el traje inspirado en el Iron Man de Tony Stark, es todo un fan.

Relacionado: El revolucionario ‘Traje de Músculo’ estará presente en la Global Robot Expo

Previo a este traje, Hobson creó uno para la parte superior del cuerpo, lo que le permitió levantar hasta 270 libras, que es muy superior a lo que la mayoría de los seres humanos son capaces de alzar sin ningún tipo de ayuda.

El problema con su primer diseño es que solo se concentraba en la parte superior de la espalda. Esto implica que el esqueleto real de Hobson todavía tenía hacer fuerza. Para poder proteger el esqueleto completo, se necesitaba un nuevo diseño, es así como decidió crear piernas robóticas con pistones de impulso.

Estos pistones accionados son capaces de levantar hasta 800 libras cada uno. En cuanto al diseño, Hobson señala, “es poco elegante”. Lo que si es impresionante es el uso de las articulaciones para desarrollar la fuerza y ​​después mantenerla. Una vez en posición, el esqueleto puede alzar cientos de libras de peso, sin transferir el peso al cuerpo (según Hackaday).

En su página web, Hobson escribió: ” Hay diferentes maneras muy aburridas (y algunos dirían seguras) de probar esto. Pero eso no es divertido. Para mi prueba usé la mitad inferior del exoesqueleto para alzar un Mini-Cooper.

Los exoesqueletos que actualmente existen se ven limitados por el uso de baterías que condiciona su uso a largo plazo. ¿Podría el diseño de Hobson crear una nueva generación de exoesqueletos sin motor que no sólo proporcionan apoyo, pero también ayuda a la persona a mantener la fuerza?