La impresora 3D que imprime otras impresoras 3D

Los rápidos avances en impresión 3D han hecho que ahora sea posible diseñar una impresora 3D capaz de producir prácticamente todos los componentes necesarios para autoreplicarse.

Se trata de la ULIO 3D. Desarrollado por el profesor e ingeniero Joseph Issa, la impresora fue diseñada para enseñar a los estudiantes los fundamentos de diseño con CAD, robótica e ingeniería.

Relaciondado: Dubai inaugura un edificio de oficinas construido con una impresora 3D

Las impresoras 3D son máquinas capaz de realizar réplicas de diseños en 3D. Tradicionalmente, los diseños son hecho por ordenador, descargado de Internet o recogido a partir de un escáner 3D. Se han utilizado para imprimir prótesis y hasta para desbloquear iPhones.

“Una escuela secundaria o una universidad puede tener tres o cuatro impresoras 3D que se estén utilizando para que los estudiantes aprendan acerca de la impresión 3D”, dijo Issa.

“Con ULIO, las escuelas pueden tomar esas tres or cuatro impresoras 3D y utilizarlas para enseñarles a los estudiantes como imprimir aún más impresoras 3D. Pueden aumentar poco a poco el número de impresoras 3D que tienen a su disposición, y al mismo tiempo los estudiantes están aprendiendo acerca de la tecnología”, explica Issa.

De acuerdo a Issa, la ULIO 3D es creada por piezas de otras impresoras 3D. El sistema de impresión sería la única parte que debería ser comprada.

Si alguna pieza de la impresora se llegaría a romper, solo sería necesario imprimir esa pieza de nuevo.

“La idea es que los estudiantes y profesores pueden diseñar ULIO, imprimir ULIO y luego puedan ensamblarlo. Se convierte en un proyecto de educación STEM entera en sí misma”, dice Issa.

La impresora 3D cuesta $299 dólares para quienes quieren participar en la campaña de financiación. La impresora se puede construir en varios diferentes colores, incluso en opciones que brillen en la oscuridad.

La campaña ha recaudado $641 dólares y tiene 2 meses para llegar a los $20,000 dólares.