Google y Dexcom se unen para mejorar dramáticamente el continuo monitoreo de glucosa en diabéticos

DexCom, la compañía líder en el monitoreo continuo de glucosa (CGM) para las personas con diabetes y Google anunciaron la firma de un acuerdo para desarrollar de manera conjunta  una serie de productos CGM de nueva generación y  que estarán diseñados para ser más pequeño y más baratos que los existentes. Estos productos combinarán la plataforma electrónica miniaturizada de Google con la tecnología de los mejores sensores de DexCom.

La colaboración también proporcionará  una oportunidad utilizar mejor los datos generados por los productos CGM y mejorar significativamente los resultados al reducir los costos asociados con la atención de la diabetes.

“Esta asociación tiene el potencial de cambiar la cara de la tecnología de la diabetes para siempre”, dijo Kevin Sayer, Presidente y Consejero Delegado de DexCom. “Trabajando juntos, creemos que podemos introducir productos para convertirnos en  el estándar de atención de todas las personas que viven con diabetes.”

“Estamos comprometidos con el desarrollo de nuevas tecnologías que ayudarán a la atención sanitaria pasar de reactivas  a proactivas”, dijo Andrew Conrad, jefe del equipo de la división  “Life Sciences” de   Google. “Esta colaboración es otro paso hacia la ampliación de las opciones de control y lo que hará más fácil a las personas con diabetes gestionar proactivamente su salud.”

Los productos iniciales que se desarrollarán en el marco del acuerdo,  se centrarán en reducir al mínimo el costo y tamaño de los componentes de los dispositivos CGM. Los productos serán diseñados para ser desechables, y serán destinados para su uso en cualquier tipo  de diabetes.

“El objetivo es capacitar a más personas a controlar su diabetes  en tiempo real y con información accionable mediante el desarrollo de un pequeño sensor autoadhesivo de bajo costo y del tamaño de moneda de 10 centavos de dólar que se usaría por 10 a 15 días conectado  a un teléfono inteligente y que enviaría la información a la nube. Al abordar estas necesidades, creemos que vamos a lograr una plataforma que puede reemplazar los  pinchazos en los dedos y convertirse en los próximos dos o tres años en el estándar de cuidado de pacientes diabéticos”, dice el comunicado.

Google no es la primera vez que entra en la escena del tratamiento de la diabetes y en el 2014,  anunció su ambicioso proyecto para desarrollar lentes de contacto que podrían en forma no invasiva monitorear los niveles de glucosa a través del líquido lacrimoso. Aunque el producto sigue estando varios años lejos de su comercialización, Google  se asoció con la empresa Novartis para que se vuelva realidad.