Las granjas solares del futuro estarán en el cielo

Últimamente, las granjas solares han estado apareciendo en muchos titulares. Las opciones de energía solar son cada vez más populares gracias a los nuevos y mejorados niveles de eficiencia. Pero una nueva solución fotovoltaica va a llevar a las granjas solares al cielo, literalmente. El objetivo es aprovechar todavía más el poder del sol.

Hoy en día, los días nublados presentan desafíos a la granja solar y generan interrogantes sobre su viabilidad económica. Pero si el problema son las nubes y no el sol, ¿por qué no llevar las células solares por encimas de las nubes y así asegurar luz solar sin interrupción? El uso de globos estratosféricos hará posible la exposición continua a los rayos del sol sin depender del clima y sin dañar al medio ambiente.

Relacionado: Sri Lanka será el primer país en utilizar los globos de Google para acceder a Internet

Bajo la dirección del laboratorio de investigación Franco-Japonés NEXTPV, un consorcio internacional está trabajando en la idea. La realidad que soporta a este concepto sacado de libros de ciencia ficción son las pocas nubes que flotan a alturas mayores a 6 kilómetros — y la inexistencia total de ellas a alturas mayores a 20 km. Además de los cielos “limpios”, no hay difusión de luz en las capas más elevadas de la atmosfera terrestre. Estas dos condiciones permiten mayor concentración de luz solar, lo que, a su vez, causa un mejor rendimiento energético de las células fotovoltaicas.

El hidrógeno es el otro factor clave que hará posible llevar adelante esta idea ecológica. El plan logístico describe el lanzamiento a la atmósfera de enormes globos con células solares y también una estrategia para mantenerlos allá arriba. Las granjas solares flotantes usarán el exceso de electricidad generado durante las horas de luz para recombinar hidrógeno y oxígeno en una célula de combustible. A la noche, esta célula entregará energía cuando sea necesaria. Y el mismo hidrógeno separado vía electrolisis de agua mantendrá a los globos en el aire.

La solución mantiene los costos bajos, y su único subproducto son puras moléculas de agua. Los globos estarán hecho de polímeros de baja energía, que son fáciles de producir en masa. El consorcio de investigadores y científicos espera que el bajo costo de la solución sumado al ahorro de espacio de tierra haga a las granjas solares más factibles en el futuro.

En la actualidad las granjas solares y las plantas de energía renovable utilizan hectáreas y más hectáreas de terreno. En el desierto puede tener sentido, pero es una realidad completamente diferente en ciudades como Paris, Londres o Nueva York

Balloon_02