Fleye: el drone más seguro del mundo

Un startup basado en Bélgica ha diseñado lo que anuncia como el drone más seguro del mundo. La máquina voladora aterrizó en Kickstarter esta semana y tiene un diseño único que implica que cualquier persona que toque el drone, accidental o intencionalmente, en el medio de uno de sus vuelos tendrá la seguridad de que ninguna parte de su cuerpo estará en riesgo. Es un proyecto que Enrique Iglesias debería considerar apoyar seriamente (para no repetir accidentes).

Equipado con una cámara HD, Fleye tiene el tamaño y el peso de un balón de fútbol y puede volar controlado remotamente o de manera completamente autónoma. La aplicación de Fleye, que es compatible con iOS y Android, viene con diferentes “misiones” pre programadas que el usuario puede seleccionar para usar al drone en el modo que prefiera.

Relacionado: Jeremy Clarkson presenta el drone de Amazon

El modo de vuelo autónomo incluye las opciones Selfie, Panorama, Hover, y Manual, con la última es posible crear una ruta que el drone seguirá hasta completarla. El modo de Control Remoto, por otro lado,  le permite al usuario manejar el drone desde el teléfono o incluso desde un controlador de videojuegos conectado vía bluetooth (ver video, es fascinante). Además, Fleye da la posibilidad a desarrolladores a crear rutas o modos para usos específicos a través de API y SDK.

Fleye

La simpática máquina pesa 453 gramos e incluye una cámara de 1080p, 30fps y fotos de 5 megapíxeles. Fleye puede estar en el aire por 10 minutos con una sola carga y alcanzar una velocidad de 16 km/h.

El drone es una creación del equipo liderado por el ingeniero Laurent Eschenauer, que se describe a sí mismo como “el tipo de persona que escribe software los domingos a la tarde porque es divertido”, y el ingeniero aeroespacial Dimitri Arendt, que “empezó a construir aviones cuando tenía apenas 8 años, y no paró de volar diferentes aparatos desde entonces”.

Si el nuevo proyecto de Kickstarter alcanza el objetivo de recaudar €175,000 ($190,000 dólares), el equipo dice que en el mes de septiembre de 2016 empezaría a vender las aeronaves no tripuladas. Se espera que el precio de venta final sea de €1250 ($1,365), pero hay un 40% de descuento para aquellos que apoyen a este proyecto de manera temprana.