Extraño incidente policial en Brasil aparenta ser el causante del precipitado lanzamiento de un nuevo Sony Xperia

Un prototipo robado del Sony Xperia C5 Ultra fue recuperado por la policía en Brasil, el teléfono aparentemente fue robado el 17 de julio de Anatel,  la Agencia Gubernamental  de Certificación de Brasil que estaba sometiendo el aparato a pruebas antes de su producción,  aseguró el periódico local  O Globo.

“Comenzamos a investigar y  lo encontramos en las  páginas de Facebook, entonces expresamos el interés en comprar el dispositivo. Nos pusimos contacto con el vendedor y lo citamos en un restaurante.  Cuando llegamos él estaba allí y lo  arrestamos “, dijo Luiz Antonio Correia da Silva el oficial investigador de la policía de San Pablo.

De acuerdo con el oficial policial, el detenido afirmó durante los interrogatorios que compró el teléfono a otra persona y que no sabía que era robado.

Lo interesante del caso es que la policía en vez de devolver el prototipo robado a Anatel o  Sony, envió un comunicado a la prensa acompañado con una fotografía del aparato recuperado.

Sony ha valuado el dispositivo en  12 millones de dólares, dinero  que la compañía gastó en su  desarrollo y que  según rumores se lanzaría apresuradamente el 3 de agosto.

Rumores o no, lo cierto es que desde ayer  Sony en  su cuenta Twitter sorpresivamente  confirmó el lanzamiento de un nuevo dispositivo para el próximo lunes y publicó una fotografía un tanto genérica donde se anuncia   “una nueva manera de capturar fotografías”.

Poco se ha tardado  en relacionar el “tuit” con el Xperia C5 Ultra y que de acuerdo a lo que podemos observar en la foto suministrada por la policía brasileña,  contaría con una pantalla sin marco de 5, 5 pulgadas y una cámara frontal con flash.

Para el resto de los detalles,  ahora sólo nos toca esperar.