Estos ‘lentes de dieta’ saben todo lo que comes

Olvídate de las Google Glass, porque lo último en gafas inteligentes son un par de gafas 3D capaces de controlar la cantidad de alimentos que comes.

Desarrolladas por investigadores de la Universidad alemana de Passau, como parte del proyecto WISEglass, las llamadas Diet Eyeglasses o Gafas de dieta controlan la actividad muscular de la cabeza utilizando electrodos (EMG) integrados en los marcos de los cristales.

Relacionado:  Ipiit escanea los códigos de barras para decirte cuáles son los productos que debe evitar

Estos electrodos detectan en qué momento masticamos alimentos con el análisis de las señales producidas por las contracciones musculares. Los resultados pueden revelar exactamente cuándo y cuánta comida estamos masticando. Es más, el uso de los algoritmos inteligentes en los sensores puede categorizar los alimentos que se ingieren.

“Derivamos algunas características de las mediciones de los sensores y aplicamos técnicas de aprendizaje automático para clasificar los alimentos que se consumen”, explican los investigadores Rui Zhang y el profesor Oliver Amft a Digital Trends.

“La fuerza necesarias para romper los alimentos difiere según el tipo de comida. Por ejemplo, las galletas son crujientes y algunos caramelos son masticables. Y mientras los diferentes tipos de alimentos ofrecen variaciones en las señales, los algoritmos pueden recuperar los ciclos de masticación con precisión a partir de los datos del sensor”. añaden.

Zhang y Amft dicen que estas gafas puede ayudar a vigilar la dieta en la vida real. “Hasta la fecha, las personas se dedicaban a recordar la ingesta de alimentos de forma manual, por ejemplo, usando aplicaciones de teléfonos inteligentes“, continúan.

“El cumplimiento a la hora de registrar manualmente cada ingesta de alimentos es muy bajo. Pero una debida orientación relacionada con la dieta requiere de una información continua sobre el comportamiento alimentario. En el futuro, estas gafas puede reemplazar el registro manual. Y en comparación con otros métodos, tienen una apariencia normal y son fáciles de usar. Podrán utilizarlas quienes se preocupen por su salud  o los pacientes con enfermedades relacionadas con la dieta”.

Eso sí, habrá que ver qué cantidad de ingredientes podrán categorizar estas gafas, pero podrían ser un complemento útil para conocer el tamaño de las porciones, así como lo que se come entre horas.

“Todavía estamos perfeccionando nuestro prototipo y añadiremos más características “, subrayan los investigadores. “Una vez que obtengamos unos resultados satisfactorios, tenemos la intención de lanzar esta tecnología al mercado para que los usuarios puedan beneficiarse de ella”, concluyen.