En el futuro podrás hervir agua con una esponja solar

¿Quién es el loco que utiliza ollas y llamas para hervir agua? Esa sería una pregunta que en algunos años podríamos estar haciendo, si un proyecto de MIT continúa ganando tracción.

Lo que estos ingenieros han inventado para remplazar nuestro “rudimentario” sistema es un dispositivo parecido a una esponja que  envuelta en plástico de burbujas, puede hervir agua con solo absorber la luz en el ambiente.

Relacionado: Cyclotron, la bicicleta del futuro que ya se mueve en el presente

mit-sun-steam-2-press-720x720

Lo mejor de este invento es que se trata de algo que se puede hacer en casa. “Hemos creado un receptor de luz solar que genera calor de la energía solar y calienta agua para producir vapor”, afirma George Ni, un estudiante de posgrado de MIT que trabaja en el proyecto.

En entrevista con Digital Trends, Ni afirma que “la novedad de este receptor es tener la habilidad de producir vapor sin ser ayudado por espejos o vidrios. Estos componentes ópticos son usualmente dominantes en los sistemas solares termales, así que nuestro receptor es algo que expandirá el acceso a los sistemas solares termales”.

El proyecto inició en el 2014, pero ahora, el diseño ofrece un número de avances significativos. El primero fue la habilidad para alcanzar temperaturas de 100° C sin utilizar puntos focales.

El segundo es el hecho de que el nuevo prototipo está hecho de materiales disponibles de forma comercial, muchos de ellos en sitios de venta de elementos para construcción y mejoramiento del hogar.

“Muchos de los materiales como el empaque plástico de burbujas y la esponja termalfueron comprados en Home Depot”, afirma Ni. “Estos son materiales comunes  los que todos tenemos acceso. Con ellos creamos una forma innovadora de combinación en la que el resultado es más que la suma de las partes”.

Relacionado: Airbus desarrolla vehículos voladores para las ciudades del futuro

Ni afirma que la tecnología tendrá muchas aplicaciones como la desalinización de agua de mar hasta el tratamiento de aguas residuales, pasando por la esterilización de elementos médicos.

“Todavía necesitamos hacer más pruebas y cada aplicación necesita un desarrollo distinto, pero ya creamos una plataforma que creemos que tiene el potencial de ser de bajo costo y en diferentes tamaños”.