Elon Musk aterriza su sexto cohete Falcon 9 después poner un satélite en órbita

SpaceX, la empresa de fabricación aeroespacial de Elon Musk, completó con éxito el vuelo de su sexto cohete Falcon 9 la mañana de ayer, aterrizándolo en medio del océano en un barco de aviones no tripulados.

Después de despegar a la 1:26 am ET desde Cabo Cañaveral, Florida, el Falcon 9 se encargó de habilitar un satélite de comunicaciones japonés, el JCSAT-16, poniéndolo en órbita de transferencia geoestacionaria, o GTO. La GTO es una “órbita muy elíptica, que toma al satélite 20,000 millas más allá de la superficie de la Tierra”, ha informado The Verge, agregando que es extremadamente difícil debido a las altas velocidades y a la gran cantidad de combustible necesaria para el despegue.

Relacionado: Space X logra aterrizar con éxito su Falcon 9… ¡contra pronóstico!

El Falcon 9 es un cohete fabricado por Space X para poner satélites en órbita, e involucra por ello la existencia de dos etapas diferenciadas. La propulsión se le proporciona una tras otra, lo cual le permite alcanzar la velocidad orbital. Los cohetes tienen nueve motores (de ahí el nombre) y pueden llevar cargas útiles de hasta 22,800 kilogramos (50,300 libras) a la órbita baja de la Tierra, y de hasta 8,300 kilogramos (18,300 libras) a la GTO, de acuerdo con SpaceX.

La clave para el sistema de dos etapas es que SpaceX diseñó una primera etapa para ser reutilizable. Demostrando ya que este diseño específico es fiable, la compañía podría —en última instancia— reducir los costos, abriendo más posibilidades para el transporte espacial y otorgando una mayor facilidad para viajar, haciendo todo más asequible y más eficiente.

En lanzamiento de la mañana del domingo se usó específicamente un Falcon 9 Full Thrust, una versión con un 30 por ciento más de rendimiento que el Falcon 9 v1.1 del 2013, el cual fue un 60 por ciento más pesado que su modelo anterior.

SpaceX aún no ha vuelto a poner en funcionamiento ninguno de sus cohetes utilizados anteriormente, por lo que el arsenal de estos no hace más que aumentar. De acuerdo con The Verge, Musk ha dicho que la compañía tiene la intención de volver a lanzar el primero de sus cohetes que fue y volvió a la tierra este mismo otoño.

Relacionado: SpaceX intentará aterrizar tres cohetes al mismo tiempo
Con todas estas pruebas, SpaceX espera conseguir —en última instancia— que el Falcon 9 califique para transportar astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional, pudiendo cumplir así con parte de su contrato de Capacidad de Transporte de Tripulación Comercial.