EasyJet ahorrará 50,000 tons de CO2 con sus aviones híbridos

EasyJet, la aerolínea británica de bajo costo, anunció un plan innovador para construir un avión ecológico equipado con celdas de combustible de hidrógeno.

Todavía en las primeras etapas de desarrollo, el sistema de propulsión incorpora células de combustibles de hidrógeno que se ubicarán en las bodegas de carga.

Relacionado: Elon Musk comienza a construir una pista de pruebas para el Hyperloop

Una tecnología de frenos regeneradora de energía, similar a la que se encuentra en autos eléctricos e híbridos, conduce la energía cinética generada en el frenado del aterrizaje y la almacena en las celdas de hidrógeno.

Una vez que el avión frena por completo, las celdas transfieren la energía a baterías livianas. Estas baterías alimentan a motores eléctricos que se usarán para estacionar el avión y conducirlo a la pista de despegue.

Ian Davies, jefe del departamento de ingeniería de EasyJet, indica que el 4% del combustible usado en un vuelo se quema cuando el avión está en tierra.

Por cada vuelo, los aviones maniobran sobre el pavimento de los aeropuertos alrededor de 20 minutos, lo que representa aproximadamente 6.5 millones de kilómetros en el año (4M de millas) para EasyJet.

Por lo tanto, equipar a los aviones con sistemas híbridos de hidrógeno representa un ahorro de 50,000 toneladas de CO2 por año. Con esta tecnología, EasyJet podría recortar sustancialmente su presupuesto en combustible, un ahorro que, a la vez, reduciría el costo de los pasajes.

El nuevo sistema sería instalado en los aviones existentes sin necesidad de hacer grandes modificaciones en el fuselaje. Aunque será más complicado para aerolíneas grandes como Delta Airlines o British Airways que para las aerolíneas económicas. ¿Por qué?

“Porque como somos baratos, la mayoría de nuestros pasajeros solo llevan equipaje de mano; nuestras bodegas están prácticamente vacías, tenemos espacio suficiente para colocar las celdas de hidrogeno”, explicó Davies en una entrevista con CNN.

Esta tecnología, además, ofrece otras inesperadas ventajas. Primero, el vapor de agua emitido por las celdas de hidrogeno podrá usarse para abastecer el sistema de agua del avión.

Segundo, los aeropuertos serán notablemente más silenciosos; tercero, los súper tugs —esos extraños vehículos que remolcan a los aviones— serán cosas del pasado, porque los aviones híbridos podrán ir y salir de las puertas de embarque por sí mismos.

EasyJet espera comenzar las pruebas de la tecnología a fin de 2016, pero los pasajeros no volarán en aviones híbridos sino en algunos años. Si todo se cumple de acuerdo a lo planeado, el periodo de prueba durará entre tres y cinco años, los que significa que el primer avión híbrido con pasajeros despegará en 5, 10 o 15 años.