Estos drones entregan medicamentos en áreas remotas

Mientras que Amazon y Google todavía tienen un largo camino por recorrer antes de que puedan ofrecer un servicio de entrega utilizando drones, una compañía mucho más pequeña ha logrado un avance significativo en el extranjero con un tipo similar de operación.

Utilizando un vehículo aéreo no tripulado (UAV), Zipline International lanzó oficialmente esta semana un servicio médico en Ruanda, entregando suministros médicos vitales a partes remotas del país.

Relacionado: Usarán drones en operaciones de rescate


Quince “Zip Drones” fabricados específicamente para este fin, operan desde un centro de distribución, y tienen la capacidad de hacer vuelos de ida y vuelta de hasta 93 millas, unos 150 kilómetros. Esta distancia les permite cubrir gran parte de la pequeña nación africana.

Las instalaciones médicas de todo el país pueden pedir sangre, vacunas, medicamentos a través de un mensaje de texto. Un equipo en el centro de distribución carga el dron y establece el plan de vuelo, antes de lanzarlo hacia el cielo para emprender su jornada.

Los envíos pueden pesar hasta 3,3 libras (1,5 Kg.), y la velocidad máxima del avión no tripulado es de 60 millas por hora (97 Km.). Esto significa que puede llegar a cualquiera de los veinte hospitales designados a su debido tiempo, y dejar los suministros usando un paracaídas biodegradable. Una vez hecha la entrega, regresa a su base de operaciones.

“Una entrega, una vida salvada. Es así de simple” -Zipline dice en su página web.

La empresa, con sede en California, ha recibido financiación de Sequoia Capital, Google Ventures, y el cofundador de Yahoo, Jerry Yang. A principios de este año llegó a un acuerdo con el gobierno de Ruanda para utilizar su tecnología para entregar suministros médicos a las comunidades aisladas.

“Es muy difícil que las personas tengan acceso a los medicamentos que necesitan. Zipline está diseñado para permitir que los sistemas de salud pública sean capaces de hacer siempre una entrega cuando alguien está en problemas,” –dijo el CEO de Zipline Keller Rinaudo a la Associated Press a principios de este año.

Relacionado:  Los drones en la lucha contra el terrorismo llegan a África

Después de haber puesto en marcha su operación en Ruanda tras meses de pruebas, Zipline espera poder ofrecer un servicio similar en los EE.UU., centrándose inicialmente en comunidades remotas en Maryland, Nevada y Washington.

Por supuesto, todavía hay muchos obstáculos regulatorios por resolver, pero ahora que se ha demostrado su capacidad para operar un servicio seguro y eficiente en Ruanda, Zipline espera que pueda convencer a las autoridades para que pueda hacer lo mismo en este país. Y si lo logran, te lo informaremos en  Digital Trends.