Drones ahora pueden seguir los senderos del bosque para encontrar excursionistas perdidos

Científicos de la Universidad  de Zurich en conjunto con el Instituto Dalle Molle de Inteligencia Artificial, desarrollaron un software que permitirá a los drones navegar por sí mismos por bosques y senderos hechos por el hombre para ayudar a encontrar excursionistas perdidos o heridos.

El grupo de investigación, estima que solamente en Suiza, más un millar de personas piden ayuda cada año porque se han perdido o herido en algún bosque o montaña.

Relacionado: Los 5 drones del CES que darán que hablar en el 2016

“Los drones todavía no son capaces de volar en entornos complejos como bosques muy densos. En un ambiente de ese tipo cualquier error puede terminar en accidentes y por eso los robots necesitan un cerebro potente que les permita darse cuenta de lo que hay a su alrededor”, explicó Davide Scaramuzza, profesor de la Universidad de Zúrich y director del proyecto.

Con esta nueva capacidad, en forma  fácil y barata, los aviones no tripulados serán aptos para ayudar en misiones de búsqueda y rescate, minimizando el tiempo de respuesta y el riesgo de lesiones por parte de los equipos de rescate.

El equipo creó el software usando redes neuronales profundas y que imitan la forma en que el cerebro humano aprende y opera. Esto les permitió enseñar cómo reconocer senderos, sobre la base de 20,000 imágenes recopiladas por cámaras montadas en los cascos de los investigadores que caminaron durante días por los alpes suizos.

Utilizando un avión no tripulado de pruebas equipado con dos cámaras pequeñas, similares a la de los teléfonos inteligentes, cuando las cámaras detectan un rastro, el algoritmo del software dirige el drone en la dirección correcta. 

Los vehículos identificaron la dirección por senderos desconocidos u ocultos con una precisión del 3% mayor que la de los seres humanos.

Los científicos dicen que estos resultados se basan solamente en las etapas preliminares de la investigación, por lo que es seguro que la capacidad de los drones mejorará con el tiempo.

Según el Prof. Scaramuzza, “Ahora que nuestros aviones no tripulados han aprendido a seguir los senderos del bosque, nuestro siguiente paso será enseñar a reconocer los humanos”.