Dos estudiantes universitarios Argentinos diseñaron un lavarropas que funciona sin agua

Nicolás Araya y Andrés Vuksanovic, dos estudiantes del  curso de Diseño Industrial de la Universidad de Córdoba en Argentina,  patentaron “Nimbus”, una lavadora ecológica que no utiliza agua.

La idea nació como parte del trabajo final, para el cual los dos inventores lograron el puntaje más alto. La novedad tiene la intención de resolver el consumo de agua, un problema importante que genera un gran  impacto sobre el medio ambiente.

Nimbus, que es una derivación del nombre de las nubes “cúmulus nimbus”, que se caracterizan por ser blancas, pomposas y gigantes, funciona de manera diferente a otros tipos de limpieza en seco, ya que no utiliza agua, sólo el dióxido de carbono natural en estado líquido, producto que se usa en la industria alimentaria para dar efervescencia a las gaseosas, junto a un  detergente reciclable y biodegradable.

Las prendas se sumergen en un tambor lleno de LCO2 (dióxido de carbono líquido) a determinadas condiciones de presión y temperatura para garantizar la efectividad del solvente. El ciclo de lavado tiene una duración de 30 minutos, aproximadamente, en el programa más complejo, mientras que los lavarropas actuales cuentan con un ciclo superior a 45 minutos o una hora.

Una vez finalizado el lavado,  el solvente puede ser recuperado casi en su totalidad por medio de un sistema de filtros que lo purifica luego de cada ciclo y  permitiendo que el mismo recircule una y otra vez por el sistema en ciclos posteriores.

El sistema de lavado Nimbus, ya fue reconocido  por Greenpeace, EPA (US Environmental Protection Agency) y otras organizaciones como el método de limpieza en seco más efectivo y cuidadoso con el medio ambiente que cualquier otro método.

“El dióxido de carbono ha sido identificado como gas ecológico. Se utiliza y es recuperado en las industrias, que de otra manera iría al ambiente. Además, el 98% del CO2 utilizado en la máquina es reciclado una y otra vez, para luego ser re-usado”, indicó Nicolás Araya.

“Un lavarropas doméstico consume 100 litros de agua por ciclo de lavado, mientras que un lavarropas industrial consume aproximadamente 300 litros por ciclo del 0,003% de agua que podemos consumir los seres humanos”, explicó Nicolás.

El Nimbus está hecho de materiales  100% reciclables, “tiene las ventajas de ser seguro, resistente, higiénico y  de carácter renovable.”, dijo.

El aparato está diseñado para ser una máquina de lavado industrial, ya que su capacidad de lavado es de 20 kg y su precio de mercado es de aproximadamente 58.000 mil pesos argentinos (unos 6.000 dólares). Según Nicolás, el precio de los productos competidores alcanza entre  7.600 a 12.000 dólares.