Impresiones 3D, el nuevo método de la Policía para desbloquear iPhones

Desde la guerra entre Apple y el FBI para acceder al iPhone de uno de los supuestos autores del tiroteo de San Bernardino, han aparecido casos similares en los últimos meses.

Y es que, en ocasiones, el interés de la policía por acceder a un teléfono inteligente aumenta según la importancia del caso o el delito cometido.

Relacionado: El método para desbloquear el iPhone del tirador de San Bernardino no funciona con otros teléfonos

Muestra de ello, la Policía de Michigan ha recurrido ahora a las impresiones 3D para desbloquear un teléfono. En concreto, unos agentes de dicho cuerpo decidieron pedir ayuda al profesor de la Universidad Estatal de Michigan, Anil Jain, para reproducir la huella digital de una víctima de asesinato.

Tras imprimirse en 3D el dedo de la víctima, éste molde se podría utilizar para desbloquear su teléfono mediante el uso de la huella dactilar producida digitalmente. El objetivo es conocer más a la víctima, sus contactos y sus comunicaciones y, de ese modo, hallar nuevas pruebas que puedan revelar quién es el asesino.

Como la investigación está en curso, se desconocen algunos detalles todavía y no se sabe si, finalmente, esta método ha funcionado y si la Policía de Michigan ha podido acceder al smartphone de la víctima.

Lo que sí se conoce es que la policía tenía registros de la huella original, de manera que reproduciendo la misma con una impresora 3D, aumentaban las posibilidades de desactivar el teléfono. Si, finalmente, este método funciona, podría tratarse del primer caso confirmado de la policía usando dicha técnica para desbloquear un teléfono en una investigación activa, según subraya The Verge.

Sin embargo, no hay que olvidar que, como señala el portal Tec, incluso si se llega a desbloquear el smartphone con esta huella impresa en 3D, tras dos días el dispositivo suele solicitar una clave extra por temas de seguridad.

Y es que, si algún debate han abierto este tipo de técnicas (así como la insistencia del FBI para que Apple desarrollara una puerta trasera para el iPhone) es el de la privacidad y la seguridad de los usuarios.

¿Hasta qué punto todo vale para cerrar un caso policial? ¿Desbloquear un teléfono es violar la privacidad de un usuario o de una víctima? Las opiniones al respecto son diversas.