Drones regresarían a las naves después de completar misiones

Ahora que los drones son ya en un elemento más del arsenal de las fuerzas militares, el siguiente trabajo es hacerlos más eficientes y poderosos que nunca.

El último invento de DARPA es el Gremlin, un dron que puede ser desplegado en medio de un vuelo, ejecutar su misión y regresar después de que el avión de carga lo recoge de un punto de extracción.

Relacionado: El destructor Zumwalt es invisible

Los drones son aeronaves capaces de volar solas, pero la capacidad de recogerlos los haría reutilizables, lo cual es conveniente para el presupuesto y para una estrategia militar.

Pero recuperar los drones también protege información militar del país, su tecnología y sus secretos.

Enviar flotas de pequeños Gremlims en misiones de inteligencia es una cosa, pero ser capaces de traerlos a casa en vez de dejarlos en manos de enemigos es una característica que beneficiaría a las fuerzas militares.

Los Gremlin tendían hasta tres horas para completar misiones, y al cabo de ese tiempo regresarían de forma automática al punto de extracción para que un avión cargo C-130 los recoja.

Ya existen drones que ejecutan misiones y vuelan de regreso a la “nave nodriza”, pero ser capaces de desplegarlos desde una nave y recogerlos con otra, es un nuevo paso en esta tecnología.

“Si se pudiera lanzarlos y recuperarlos desde una misma plataforma aérea, se extendería significativamente el rango de efectividad de estos sistemas de vuelo sin tripulación y permitiría un mayor uso de esta tecnología”, afirma Dan Patt, el Administrador de Tecnología Táctica de DARPA.

Tener una gran cantidad de drones sería beneficioso para poder completar misiones. El concepto de la seguridad en los números al hablar de estrategias militares es popular al hablar del uso de drones.

Si alguno de estos aparatos llega a caer o es dado de baja, los militares podrían usar otro aparato para completar la misión.

Los Gremlin serán pequeños, pero no hay aún una decisión final con respecto a su diseño.

Cada Gremlim será equipado con cámaras, sensores y otras capacidades electrónicas que pueden ser personalizadas para misiones específicas.

Y por supuesto, cada Gremlim tendrá la capacidad de comunicarse con los otros para coordinar la flota. Necesitarán conectarse con satélites para entregar la información recolectada durante la misión.

Relacionado: Ejército Americano invierte millones de dólares para hacer realidad los Cíborgs

Después de una  convocatoria abierta, DARPA anunció los cuatro equipos que tuvieron luz verde para desarrollar  las propuestas para la tecnología de Gremlims.

Habrá rondas de desarrollo y evaluación para que DARPA decida quién será el ganador de la competencia en el 2020.