Con FlexR puedes controlar tu teléfono flexionando tus músculos

Si vas al gimnasio seguramente viste a esas personas que flexionan los músculos  constantemente para ver el progreso de su imagen en el espejo, o simplemente para impresionar a la chica de a lado.

Pero, ¿te imaginas si pudieras controlar tu teléfono simplemente flexionando diferentes músculos de su cuerpo? Eso ya es una realidad gracias a FlexR.

RelacionadoNuevo parche electrónico analiza tu sudor y te informa de problemas de salud


Este pequeño dispositivo, que fue recientemente presentado en Kickstarter por la compañía Healer Tech Inc. se puede conectar a cualquier músculo de la superficie de tu cuerpo y recoger las contracciones musculares o flexiones, para luego traducir estas señales en comandos para tu teléfono móvil.

Este aparato usa una plataforma de código abierto con una gran cantidad de posibles aplicaciones y funciona en conjunto a una app llamada RehabFit, en la que los usuarios pueden también divertirse con juegos mientras hacen ejercicios. Sus funciones han sido comparadas a las de Wii Fit o Xbox Kinect, pero sin que el usuario tenga que hacer grandes movimientos, como saltar o agitar los brazos.

“Lo bueno de mezclar los componentes de un juego con el ejercicio es que las personas pueden enfocarse en controlar sus músculos con precisión”, dijo a Digital Trends Ricky Ge, creador de FlexR  quien es también un fisioterapeuta practicante. “Por ejemplo, en juegos tan populares como Temple Run, tienes que tocar o mover la pantalla exactamente en momentos muy específicos. Eso es lo mismo que ocurre en nuestro primer juego: “Endless Tower”, o “Torre sin fin”. Los usuarios tienen que contraer o flexionar un músculo en el preciso momento en el que el avatar está a punto de chocar contra obstáculos, trampas o llamas de fuego”.

La tecnología de FlexR se basa en la electromiografía (EMG), una técnica médica de electrodiagnóstico que se utiliza para evaluar y registrar la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos.

El doctor J. Li, otro de sus creadores, dijo que se interesó por primera vez en las posibilidades de EMG mientras era estudiante de terapia física. Durante ese tiempo, asistió a una conferencia de una terapeuta invitada que explicó que, cuando ella estaba tratando a los niños, ella les describía las fases de EMG como si fuera un cuento, para conseguir que participen más en su tratamiento. Como no encontró ningún tipo de tecnología que pueda replicar esta técnica y ayudar a los usuarios mientras se divierten con un juego, decidió crear FlexR.

El FlexR ya está disponibles para órdenes adelantadas a través de Kickstarter, y las unidades básicas tienen un precio de $99 dólares, que incluyen el rehab Fit y  dos paquetes de electrodos reutilizables. El envío está programado para abril del 2017. Así que si ir al gimnasio te parece aburrido, tal vez te interese usar uno de estos aparatos.