Científicos están inventando la capa de invisibilidad de Harry Potter

Si fuiste – o aún eres- fanático de Harry Potter y su maravilloso mundo, sabrás que la capa invisible que este heredó lo sacó de muchos apuros, especialmente con el profesor Snape.

Por más maravillosa que sea, la capa no deja de ser un elemento irreal y solo podíamos limitarnos a soñar utilizando una. Hasta ahora.

Relacionado: El destructor Zumwalt es invisible

Unos científicos fanáticos de Harry Potter han decidido poner en práctica sus conocimientos para poder crear esta capa.

A pesar de que falta mucho para que sea una realidad, la Queen Mary University de Londres (QMUL), afirma que los científicos han avanzado en sus esfuerzos por replicar las capacidades de dicha capa.

La escuela de ingeniería electrónica y la de informática de la QMUL han afirmado que lograron probar una capa “que permite que las superficies curvas parezcan lisas frente a las ondas electromagnéticas”.

Según el anuncio de la universidad, los investigadores utilizaron un conductor de composito para esconder una superficie curva del tamaño de una pelota de tenis.

El conductor de nanocomposito tiene una variedad de propiedades eléctricas que cambian dependiendo de su posición.

Los científicos pudieron efectivamente hacer parecer como plana una superficie redonda bajo ciertas frecuencias. En el pasado, este método fue solo efectivo utilizando una, pero con este experimento se puede confirmar que ya somos capaces de esconder un objeto en un rango de frecuencias más amplio.

Esta tecnología se podría utilizar en muchos otros proyectos de ingeniería como en las nao antenas y en la tecnología aeroespacial.

En el anuncio, el profesor Yang Hao, co-autor del proyecto afirma que “el diseño se basa en la transformación de la óptica, un concepto clave cuando se habla de una capa de invisibilidad”.

Relacionado: Madera transparente podría ser utilizada en construcciones y paneles solares

Así que no te emociones añadiendo este producto en tu lista de regalos de cumpleaños ya que falta mucho para tener una versión comercial en nuestras manos.

Este es sin duda un avance enorme y es un ejemplo más que muestra cómo la ciencia ficción inspira a los científicos.