Blue Origin quiere que su próxima misión falle

El fundador de Amazon y dueño de la empresa aeroespacial Blue Origin, Jeff Bezos, anunció que el próximo aterrizaje de su cohete suborbital reutilizable se realizará con un paracaídas menos.

Normalmente, el cohete New Shepard — que es capaz de transportar seis pasajeros — cuenta con dos paracaídas durante el descenso. Sin embargo, Bezos quiere demostrar que pasaría si uno de los paracaídas de la cápsula dejaría de funcionar durante un aterrizaje.

Relacionado: Blue Origin muestra como aterrizan sus cohetes reutilizables

“Uno de los principios fundamentales de Blue Origin es que es el vehículo más seguro y robusto”, dijo Bezos a través de un comunicado. “Cada misión nos brinda la oportunidad de aprender y mejorar nuestros vehículos”.

Blue Origin planea utilizar el New Shepard para ascensos comerciales. Ya es posible registrarse en su pagina Web para recibir información sobre las reservaciones, que se abrirán próximamente.

La empresa cuenta con los cohetes reutilizables para disminuir los costos asociados a los viajes al espacio. Se espera que en el futuro tenga el mismo costo de un vuelo de larga distancia.

Blue Origin está cada vez más cerca de realizar los viajes comerciales al espacio. La empresa realizó su tercer aterrizaje con éxito el pasado 2 de abril.

Días después del aterrizaje, Blue Origin publicó un vídeo donde mostró el módulo de propulsión del vehículo. El vehículo aterrizó en una plataforma al oeste de Texas mientras que la cápsula de la tripulación, que voló de manera autónoma, cayó en paracaídas cerca de las instalaciones.

Según Bezos, Blue Origin espera comenzar los vuelos de prueba con tripulación del New Shepard el próximo año y comenzar a transportar pasajeros de pago desde 2018.

Aunque el costo de un pasaje no ha sido revelado, la empresa rival Virgin Galactic ha estado cobrando alrededor de $250,000 dólares por reservas a borde de su cohete SpaceShipTwo.