¡Wow! El nuevo robot de Boston Dynamics viene directamente del futuro

La gama de robots Atlas que ha estado lanzando Boston Dynamics en los últimos años es siempre impresionante, y cada vez más humana. Más que humana, humanoide, porque nos referimos solo a su forma y a sus movimientos. Y el último Next Generation Atlas es un logro convincente. Uno ve el futuro cuando observa lo que estos droides son capaces de hacer.

La nueva versión del Atlas es totalmente inalámbrica, más compacta, y más humanoide que las versiones anteriores. Este nuevo y ‘muy paciente’ todoterreno (ver video) tiene una altura de 5 pies y 9 pulgadas, y un peso de 180 libras.

Relacionado: Video: imaginando un mundo totalmente automatizado

Comparado con su predecesor que medía 6 pies y pesaba 330 libras, el Next Generation Altas se acerca más a las dimensiones de un hombre promedio. De hecho, en el video de demostración de Boston Dynamics, varios hombres —bastante molestos— empujan y golpean al robot para probar sus reacciones y sus maniobras de compensación. Y el resultado es difícil de creer, las reacciones físicas son casi humanas; aunque obviamente, las reacciones emocionales no, una persona reaccionaría más violentamente a semejante bullying.

Pero la demostración es, de hecho, un test, y lo que los científicos quieren probar son los sensores internos del robots. El Next Generation Atlas es propulsado por electricidad, con accionamiento hidráulico. Pero lo que permite su extraordinario balance son los sensores en el cuerpo y en las piernas, junto a la tecnología LIDAR y a los sensores estereofónicos en la cabeza.

Así es cómo Atlas evita obstáculos y puede permanecer de pie cuando interactúa con ellos. Además, el sofisticado sistema de sensores también le permite al Atlas levantarse por sí mismo, si por alguna razón interna o externa (ver video) se cae al piso.

Relacionado: La robótica moverá 400 billones de dólares en 2025 según Global Robot Expo

Atlas es un robot extremadamente inteligente, de manera que puede analizar sus alrededores en busca de potenciales obstáculos. Puede también ejecutar secuencias de navegación, y hasta es capaz de tropezarse sin perder el equilibrio ni la compostura. Y, ya que es un especialista en toma de decisiones, el Next Generation Atlas puede moverse y desenvolverse tanto en el interior de una casa como al aire libre —el video muestra al droide caminar sobre nieve en un terreno súper exigente y salir triunfante.

Con semejante adaptabilidad, el robot —una vez perfeccionado— podrá usarse en una amplia variedad de situaciones, sobre todo cuando llegue la revolución de los robots de inteligencia artificial ya anticipada en The Terminator.