El nuevo Tiguan de 2018 de Volkswagen viene con más espacio y más tecnología

El próximo modelo en la “ofensiva crossover” de Volkswagen es el flamante Tiguan de segunda generación. Este soft-roader fue presentado durante un evento privado celebrado antes de su debut público en el Salón del Automóvil de Detroit.

El Tiguan 2018 que se verá en los EE.UU. está estrechamente relacionado con el modelo vendido en Europa. Ambos crossovers se montan en la plataforma modular MQB de Volkswagen, aunque la versión que estamos recibiendo en esta parte del Atlántico es 10.7 pulgadas más larga que la primera generación de Tiguan. Esta chapa extra le da un 57 por ciento más de espacio en el maletero que su predecesor, dejando también lugar suficiente para los asientos deslizantes de segunda fila, y para un banco disponible de tercera fila.

Relacionado: Volkswagen trae de regreso el espíritu hippie al siglo XXI

La parte delantera del nuevo Tiguan se define por su aspecto agudo y discreto, inconfundiblemente Volkswagen. El diseño se caracteriza por unos faros afilados “subrayados” por unas luces LED diurnas y una rejilla horizontal con tres listones cromados. Un spoiler montado en el techo añade un toque deportivo a la apariencia general.

La cabina es más exclusiva que antes, y refleja el reciente empeño del fabricante de automóviles por llevar a sus clientes lo último en tecnología. El Tiguan estará disponible con un conjunto de instrumentos digitales completamente configurables, además con la última generación del sistema de info-entretenimiento Car-Net. El software es compatible con Android Auto, Apple CarPlay, y MirrorLink.

Una cámara de visión trasera viene de serie, independientemente del nivel de acabado. Los compradores preocupados por la seguridad pueden actualizar el Tiguan con una larga lista de ayudas electrónicas a la conducción, las cuales incluyen un control de crucero adaptativo, advertencia de colisión delantera, frenado de emergencia autónomo, monitoreo de punto ciego y asistencia de mantenimiento de carril. Finalmente, un sistema de frenado automático post-colisión se aplica instantáneamente en caso de choque, evitando así colisiones secundarias.

En esta presentación, el único motor que el Tiguan 2018 ha revelado será un cuatro cilindros de 2.0 litros turbo con inyección directa. Genera 184 caballos de fuerza y 221 libras-pies de torque. La tracción delantera y la transmisión automática vienen de serie, y el sistema de tracción total 4Matic de Volkswagen estará disponible por un costo adicional. No está claro en este momento si otro tipo de motores se unirán a la alineación más adelante.

Fabricado en Puebla, México, el Volkswagen Tiguan 2018 saldrá a la venta en los próximos meses. Su costo aún no se ha anunciado, pero el jefe de Volkswagen para Norteamérica, Hinrich Woebcken, ha prometido que el modelo tendrá un precio “muy competitivo”.