El V90 Cross Country reúne lo mejor de Volvo. Y no es poco

En el lenguaje de Volvo, “Cross Country” es sinónimo de robusto, y el V90 sigue la misma fórmula ya probada por sus predecesores. Recibe revestimiento de plástico sobre los arcos de las ruedas y los paneles basculantes; una suspensión elevada y parachoques específicos en ambos extremos. Además, esta vez el station wagon es más elegante que nunca.

Eso porque mantiene el lenguaje de diseño que encabeza el constante renacimiento de Volvo. En su parte delantera, el aspecto se caracteriza por una reja vertical y faros afilados que contienen las luces diurnas LED en forma de T llamadas Martillo de Thor. En la parte de atrás, la ventana trasera es mucho más amplia que el V70 saliente, flanqueada por un conjunto de largas y elegantes luces de cola. El V90 es todo-Volvo, y es prácticamente imposible hallar restos de ADN de otra compañía en su diseño.

Relacionado: Te presentamos el nuevo Volvo S90 2017

El V90 Cross Country sólo está disponible con un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros de aluminio, turbo y sobrealimentado. Llamado T6, genera 316 caballos de fuerza a 5,700 rpm y 295 libras-pies de torque de 2,200 a 5,400 rpm. Potencia más que suficiente para llevarlo de 0 a 60 mph en seis segundos. Una suave transmisión automática de ocho velocidades distribuye la potencia a las cuatro ruedas.

Todos los vehículos de la serie 90 de Volvo proceden de una plataforma modular llamada SPA. El tren motriz híbrido gasolina-eléctrico del S90 cabría fácilmente en el V90, pero un Cross Country electrificado no está actualmente en los planes de la compañía. Sin embargo, se sabe que Volvo aprobaría un modelo híbrido si de verdad existiese suficiente demanda.

Más trabajado que el modelo saliente, el V90 Cross Country refleja un cambio en la gama alta de Volvo. Los materiales en la cabina son prácticamente iguales a los usados por Mercedes-Benz y BMW. La generosa lista de características estándar incluye tapicería de cuero, asientos con calefacción y techo solar panorámico.

El sistema de información y entretenimiento es uno de los puntos fuertes del V90. Se muestra en una pantalla táctil a color y de alta resolución dispuesta verticalmente en el salpicadero, y marca una gran diferencia. Sobresale como uno de los sistemas más intuitivos y fáciles de usar existentes en el mercado.

La seguridad es una parte esencial de cada Volvo. Además de numerosos airbags, el V90 Cross Country viene de serie con Pilot Assist (que evita que el vehículo se salga de su carril), frenado automático de emergencia, una función de identificación de las señales de tráfico y control de crucero adaptativo, entre otras características.

Podemos decir que el experto mundial de los station wagon ha perfeccionado aún más su arte. El V90 Cross Country mantiene vivo el espíritu aventurero de su predecesor, añadiendo una dosis de lujo que marca una gran diferencia, manteniendo a Volvo en el sitial que se merece.