Volkswagen CC R-Line 2017 aún brilla por sí mismo

Desde su debut en el North American International Auto Show de 2008, el CC ha tratado de siempre ofrecer a sus compradores el atractivo visual de un “cupé de cuatro puertas” (palabras de VW) junto con una experiencia de conducción igual o incluso mejor que la del Passat.

Como tal, ha intentado siempre posicionarse como un vehículo más premium que su compañero de clases, incluyendo prestaciones mejoradas como estándar. Pero también es cierto que las recientes actualizaciones del Passat, han provocado una seria disparidad de contenidos entre ambos modelos, haciendo del CC un carro menos convincente.

Relacionado: Nuevo concepto I.D. de Volkswagen tiene manejo autónomo y recibe paquetes por ti

El modelo de las fotografías es el CC R-Line 2017, y está equipado con un cuatro cilindros 2.0 litros con turbocompresor —motor casi omnipresente de Volkswagen— el cual desarrolla una potencia de 200 caballos de fuerza y 207 libras-pie de torque. Con las casi 3,400 libras de peso que tiene que poner en movimiento, se podría suponer que es un motor que va “sólo con lo justo” (VW retirará de la alineación CC el modelo V6 de 276 caballos en 2017), pero lo cierto es que la conducción de este 2.0 litros ofrece un resultado mejor de lo esperado.

Enganchado a una caja de cambios DSG automática de doble embrague (con levas de cambio opcional), el CC R-Line alcanza las 60 mph en 6.5 segundos. Aunque no se trata de un registro demasiado “emocionante” para los estándares actuales, no está nada mal. Además, la capacidad de la caja DSG para realizar los cambios rápidos refuerza el nivel global de entretenimiento al volante, todo a pesar del hecho de que el CC no ofrece ajustes de modo de conducción.

A pesar de que su diseño exterior en general no ha variado mucho desde 2008, el CC sigue siendo un sedán elegante. El ajuste R-Line le otorga un aspecto deportivo, con un conjunto de llantas de aleación de 18 pulgadas, una facia delantera más agresiva, y unos faldones laterales más pronunciados. Quizá concebir al CC como un cupé de cuatro puertas puede ser exagerado, pero justifica en parte el reducido espacio para la carga trasera.

Se espera que VW lance próximamente un CC completamente renovado. Este modelo se montará en la plataforma modular MQB de Volkswagen, y se espera que la longitud total del vehículo se expanda a 190 pulgadas, con una distancia entre ejes de 119 pulgadas, todo frente a las 189 pulgadas de largo y 107 pulgadas de distancia entre ejes que posee el modelo actual. Los cambios serán quizá más evolutivos que revolucionarios, con actualizaciones interiores que seguirán el mismo enfoque.