Porsche quiere trabajar con Tesla y Mercedes-Benz en la infraestructura de carga para sus EV

No lo decimos nosotros, sino la historia misma. Los ferrocarriles no tuvieron mucho éxito hasta que las principales líneas acordaron un ancho de vía estándar. De igual manera, las compañías de vehículos eléctricos deberán tener un acceso universal a sistemas de carga estandarizados. En este sentido, no es de extrañar que Porsche quiera trabajar con Tesla, Mercedes-Benz, y otros fabricantes y proveedores en el desarrollo de una infraestructura de carga ultrarrápida, según informa Electrek y Top Gear.

Si Porsche quisiera mantener todo en familia —en este caso, compartiendo su tecnología sólo con otros miembros del Grupo Volkswagen— sería un caso de miopía severa. La compañía se centraría en sistemas utilizables sólo por el Mission E de Porsche, el quattro e-tron de Audi, y el nuevo Volkswagen I.D, todos vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen que harán su debut en los próximos cinco o diez años. Sin embargo, limitar sus sistemas de carga sólo a vehículos de una misma marca es contraproducente. Sería como exigir a sus vehículos con motores a gasolina que sólo cargaran combustible en sus propias estaciones de servicio. Por supuesto, nadie hace eso.

Relacionado: Volvo producirá un millón de autos eléctricos para el 2025

“Estamos en contacto con otros fabricantes y proveedores de todo el mundo para construir una red [estándar] de carga rápida”. ha dicho a Top Gear Oliver Blume, CEO de Porsche. “Todo el mundo tiene la misma necesidad. Parece fácil, pero coordinar todos los detalles es difícil . Tenemos claro nuestro concepto técnico. Incluso podría funcionar con Teslas, con un adaptador”.

Cuando habló sobre este tema con Top Gear, el director de Mercedes, Dieter Zetsche, sólo se limitó a decir: “Estamos en conversaciones con ellos”.

El sistema de carga de 800 voltios de Porsche es casi dos veces más rápido que el Supercharger de 450 voltios de Tesla, aunque este último ha estado abierto a la posibilidad de que otras compañías utilicen su red. Hoy por hoy, la más grande red de carga de vehículos eléctricos en el mundo.

Es casi un hecho de que en los próximos años veremos muchos avances en estas estaciones de carga. ¿El objetivo final? Poder cargar tu vehículo eléctrico casi con la misma facilidad y rapidez con la que hoy llenas de gasolina tu carro. Con su sistema de 800 voltios, Porsche afirma que tomará 15 minutos para cargar la batería de su Mission E al 80 por ciento. Se avanza en esa senda, claramente.

Mientras existan adaptadores de carga disponibles para los diferentes puertos de carga, todos los fabricantes podrán utilizar las conexión de otras redes.

Así de simple. Los fabricantes lo saben. Sólo basta que lleguen a un acuerdo, y nos digan cuánto saldrá. De eso se trata, finalmente.