Valentino es un Tesla Model S pero con diseño italiano

El diseñador italiano Umberto Palermo fundó una constructora de autos “boutique” y la nombró Mole. Esta particular compañía construirá vehículos eléctricos en cantidades extremadamente limitadas. Sus primeros dos productos —llamados Valentino y Luce, respectivamente— serán presentados al público en junio durante el Auto Show de Turín.

Encargado por un acaudalado cliente, Valentino es un auto basado en el Tesla Model S. Mole ha creado una carrocería de fibra de carbono para el sedán eléctrico, la cual incluye un paragolpes frontal más profundo con un splitter y detalles rojos en forma de Y, sospechosamente similares a los que usa Lamborghini en sus deportivos más exclusivos. Detalles rojos en las luces delanteras, llantas de aleación de 22-pulgadas, y un colosal emblema vertical de Mole son parte de la transformación de Tesla Model S a Valentino.

Relacionado: Tesla afirma que el piloto automático reduce los accidentes en un 50%

Tesla_tuneado_07

En la parte de atrás, el Valentino recibe luces traseras específicas de Mole con biseles negros, un adicional set de radios rojos en forma de Y, y un sobredimensionado difusor de aire. En otras palabras, este auto no es para aquellos que disfrutan del bajo perfil.

No se han publicado hasta el momento fotos del interior del Valentino, pero se puede asumir con tranquilidad que la decoración tendrá los trazos del diseño italiano: provocativo y un poco excesivo.

El motor es completamente eléctrico y genera 421 caballos de fuerza y 442 pie-libra de torque, y, según su fabricante, ofrece una autonomía de 315 millas por carga. Una cifra un tanto difícil de creer, considerando que el Tesla con mayor autonomía del momento, el S90D, solo puede hacer 303.2 millas.

El Luce es una coupé elegante construida sobre un chasis tubular y con un carrocería de un material compuesto que es completamente reciclable. Su motorización eléctrica transfiere 288 caballos de potencia y 272 pie-libra de torque a las cuatro ruedas, valores que son más que suficientes para un auto que apenas pesa 2,600 libras. Los orígenes del motor no fueron revelados.

El Valentino es un auto único, en el sentido literal de la palabra, pero entusiastas con suficiente dinero pueden persuadir a Mole para producir una segunda unidad. Con respecto al Luce, es solo un concept pero que señala la intención de la compañía de fabricar autos de alta gama de edición limitada.

El plan de la nueva marca Mole es producir un pequeño número de unidades (entre 30 y 90) de cada uno de sus autos —los cuales serán personalizados y a medida— para vender en el mercado de Norteamérica, Europa y Japón.