Una cochera de cristal; una bodega de vinos; una mesa de billar ¿se necesita algo más?

Yo nunca he estado en la casa de Tony Stark, pero me imagino que podría ser algo muy parecido a esto. Por obra y gracia de Intuitive Homes, Ultamation, y Design Practice de Uber, esta “plaza de aparcamiento” de ensueño está ubicado en algún lugar del Reino Unido (muy probablemente, en alguna clase de guarida subterránea), y se ha llevado varios premios este año, incluyendo el Crestron Integration, y el Custom Electronic Design & Installation Association (CEDIA) a la “solución más innovadora”.

La pieza central de esta lujosa “Baticueva” es la plataforma giratoria de 360 grados, que como todos nosotros sabemos (incluido el Sr. Stark), es la única plaza de estacionamiento adecuada para un superdeportivo. ¿No les parece?

Relacionado: Ori transforma tu departamento con un robot

Además de verse espectacular, esta cúpula de cristal y de cuero también viene con algunas prestaciones bastante convenientes. Gracias a una fila de sensores de detección de vehículos de flujo magnético que se alinean en la plataforma, así como en la parte inferior de los vehículos y el camino de entrada, el dueño de este peculiar parking nunca tiene que pulsar un interruptor de luz, ni seleccionar manualmente la música. El sistema reconoce cuando un auto está llegando, y automáticamente enciende las luces y comienza a reproducir una lista de reproducción preseleccionada.

La escalera que conduce a la casa principal también está alineada con sensores. Esto permite que el sistema de automatización apague las luces, la música, los televisores y otros aparatos electrónicos cuando el sótano queda vacío. Todas las puertas de este espacio están equipados con sensores, los cuales proporcionan una variedad de funciones. Por ejemplo, la cubierta de cristal no se abrirá si la puerta principal está entreabierta.

Por supuesto, esto es más que un garaje-estacionamiento-bonito. Cuenta también con una mesa de billar, varios televisores, y una bodega de vinos y champán. El aspecto más Tony Stark, sin embargo, es la interfaz de usuario del cliente.

“Desde los conceptos iniciales hasta su finalización, el espacio se ha ido transformado en más de lo que jamás hubiera esperado, y el nivel de automatización y control inteligente que tenemos le añade una comodidad espectacular”, dijo el propietario en una entrevista para el premio.