Este Toyota Corolla iM de 1,000 hp es un verdadero experto en drifting

Es casi seguro que un Toyota Corolla estándar no podría hacer esto. Pero claro: esto no es un Toyota Corolla estándar.

Para la temporada 2017 de la Formula Drift, Papadakis Racing decidió hacer algo distinto. Por ello, tomó un humilde Toyota Corolla iM, cambió su tracción delantera a una tracción trasera, y le instaló un motor de cuatro cilindros de 2.7 litros turboalimentado junto con un sistema de óxido nitroso capaz de producir 1,000 caballos de fuerza y ​​850 libras-pie de torque. Sí: definitivamente este no es el Corolla de tu abuela.

Papadakis Racing tiene mucha experiencia convirtiendo “autos de calle” sin mayores pretensiones en monstruos del drifting. Anteriormente, se hizo conocido con una serie de cupés tC de Scion en la Formula Drift, e incluso construyó un loco y exclusivo Volkswagen Passat para el piloto y ex anfitrión de Top Gear USA, Tanner Foust. Al igual que el Corolla iM, todos estos carros cambiaron su tracción delantera por una trasera, además de recibir una buena dosis de “esteroides” mecánicos.

¿Por qué una tracción trasera? El drifting (deriva, derrape) trata sobre el deslizamiento controlado de un carro, lo que significa que estos necesitan la tracción en sus neumáticos traseros y el control en sus delanteros, cosa que no es factible con una tracción delantera. Además de la conversión de la tracción trasera y del motor de escape, Papadakis Racing instaló una transmisión de cuatro velocidades manual en el Corolla iM, hizo modificaciones en la carrocería y agregó el necesario equipo de seguridad.

Dada la anterior asociación del equipo con Scion, elegir un Corolla iM como carro de drifting fue, en realidad, un paso algo predecible. El Corolla iM fue vendido como Scion iM antes de que Toyota absorbiera la marca Scion el pasado año. Ahora que lleva el nombre de Corolla, el iM es también un homenaje a una de las plataformas más legendarias del drifting: el Toyota Corolla AE86 de tracción trasera de los años 80. Amado por los “tuneadores” por su asequibilidad y potencial de rendimiento, también protagonizó el manga Initial D.

La popularidad del AE86 es la razón por la que Toyota llama a su actual carro deportivo de tracción trasera (el ex Scion FR-S) Toyota 86. Ese auto es la opción más obvia para el drifting, pero hay algo gracioso en un cinco puertas hatchback derrapando hacia un lado y otro. Definitivamente, es una nube de humo de neumáticos que nos alegra de ver. ¡Gracias por el show, Papadakis Racing!