Toyota anuncia autobús de hidrógeno

Toyota ha presentado una nueva flota de autobuses para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La empresa automotriz introducirá más de 100 unidades de autobuses que son impulsados con pila de combustible de hidrógeno. Bautizado como el FC Bus, cada autobús funcionará con hidrógeno y además se podrá utilizar como un generador de energía en caso de emergencia.

Relacionado: Chevrolet desarrolla camioneta con motor de hidrógeno para el Ejército de EE.UU.

Toyota ya cuenta con un prototipo de auto hidrógeno, el sedan Mirai, que transforma el hidrógeno almacenado junto al oxígeno del aire en agua y electricidad. La empresa japonesa utilizará esta tecnología en el FC Bus pero con capacidad para 600 litros. El autobús también proporcionará una potencia de unos 235 kWh cuando este funcionando como generador de emergencia.

Según la empresa, cada autobús podrá transportar 76 pasajeros, entre ellos 26 sentados y 50 de pie. El poder viene cortesía de un par de motores eléctricos de 114 kilovatios (152 caballos de fuerza).

El Toyota FC Bus se venderá por primera vez en Japón a principios del próximo año, con el objetivo que el público se familiarice con el uso de este tipo de autobuses en servicios de transporte público. Toyota también se propone impulsar un desarrollo diligente orientado a la expansión de los nuevos autobuses de pila de combustible a partir de 2018, para contribuir a la consecución de una sociedad basada en hidrógeno.

Por su parte, la Oficina de Transporte del Gobierno Metropolitano de Tokio ya anunció que utilizará dos de estos modelos como autobuses de ruta fija.

El FC Bus ha sido desarrollado junto con Hino Motors. Según Toyota, el uso del hidrógeno es una potente fuente de energía para el futuro y podría mejorar la eficiencia energética en comparación con los motores de gasolina o de diesel tradicional. Además, proveerá un rendimiento medioambiental superior, sin emisiones de CO2.

Esta tecnología podría tener una gran presencia en los Juegos Olímpicos de 2020, ya que tanto el gobierno japonés y las empresas como Toyota tratan de promoverla. Sin embargo, dado al pequeño número de estaciones de hidrógeno que operan, puede ser un tiempo antes de que todos los autobuses utilizan esta tecnología.