En Spyker Cars dicen estar preparados para producir un SUV híbrido de lujo

Después de años de lucha financiera, un ambigua idea de lo que es un vehículo y un montón de promesas rotas, Spyker Automotive se está tomando en serio su renovación. Si el nombre te resulta vagamente familiar, es porque Spyker —alguna vez— hizo algunas obras realmente inspiradoras en el arte del diseño automovilístico.

A comienzos del milenio, el fabricante de automóviles holandés presentó el C8, un supercarro convertible y salvaje, con el corazón de un Audi R8 bajo el cofre. Entre 2000 y 2010 presentaron una serie de conceptos, así como una docena de variantes del C8, incluido un SUV de lujo: el D8 Peking-to-Paris.

Spyker compró Saab Automobiles (de GM) en 2010, pero sólo dos años más tarde Saab se declaró en quiebra. En 2014, Spyker se fue a la quiebra también, y después de pasar por un proceso de reestructuración pudo recuperarse un año más tarde. El año pasado, el renovado Spyker Cars presentó el Prelator C8, una belleza de 525 caballos de fuerza que se produciría en cantidades limitadas.

Fantástico, sí: pero incluso suponiendo Spyker venda cada uno de sus 50 Preliators planificados cada año, no va a ser suficiente para revivir la empresa. Es por eso que la compañía está ultimando los planes para producir también un SUV de lujo. En 2006, el Spyker D8 Concept era un adelantado para su tiempo, aunque lo cierto es que hoy en día los SUVs de lujo son uno de los segmentos de más rápido crecimiento en la industria automotriz. Si hubiera producido aquel concepto, de seguro que hoy otro gallo les cantaría.

De acuerdo con Autocar, el SUV será alimentado por un tren de potencia de gasolina-eléctrico y será co-desarrollado en conjunto con Lotus.”Será un SUV híbrido avanzado, además de uno de los carros más bellos de su tipo”, dijo el jefe de Spyker, Victor Muller. “Sus especificaciones ya están establecidas, y si las cosas van bien, me gustaría mostrarlo en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018”.

Una vez que el D8 llegue a la producción, Muller desarrollará un auto deportivo más accesible al gran público. Se tratará de un seis cilindros basado en el concepto B6 Venator. “Este se convertirá en una parte fundamental de nuestra gama de productos”, dijo Muller, “dándonos una mucha mayor visibilidad como marca”.

Spyker espera estar produciendo unas 500 unidades anualmente para 2027.