Los súper ricos no queman su dinero: lo hunden en estos increíbles submarinos personales

¿Quieres explorar el océano en tu propio sumergible personal? Pues has venido al lugar correcto. Los submarinos no son sólo para los investigadores y científicos. Puedes conseguir uno, también… si es que tienes dinero de sobra, eso sí.

Hemos reunido los submarinos personales más cool disponibles en la actualidad. Lo cierto es que el mercado tiene bastante variedad: submarinos de lujo diseñados para ser lanzados desde súper yates; sumergibles de alto vuelo que más que submarinos parecen vehículos futuristas sacados de las películas, y un largo etcétera.

Relacionado: Explora el océano con este dron submarino

La única cosa que todos tienen en común es que son condenadamente caros. Los precios oscilan entre un montón de dinero, y más dinero de lo que somos capaces de imaginar. Pero si te has ganado últimamente el SuperPower o alguna otra lotería, te mostramos ahora los mejores sumergibles que puedes comprar.

Seabreacher

seabreacher-personal-sub_-970x647-c

El Seabreacher es —por el momento— el submarino personal de aspecto más cool actualmente en el mercado. En este momento, el desarrollador Innespace ofrece tres modelos distintos: el Seabreacher X, el Seabreacher Y, y… claro: el Seabreacher Z. En cada uno de ellos el estilo varía ligeramente, aunque la mayor diferencia se no se encuentra precisamente por dentro. El X es diseñado para parecerse a un tiburón; el Y, a una ballena; y el Z se pueden personalizar para que se parezca a un delfín, ballena, o tiburón. Es decir, que opciones hay.

A diferencia de muchos de los otros submarinos personales en esta lista, el Seabreacher no es capaz de bucear muy profundo en el océano, ya que sólo puede descender a unos de unos seis pies debajo de la superficie, y no se considera realmente un submarino.

Submarine Sports Car

the-submarine-sports-car_-970x647-c

¿Quieres ser algo así como James Bond? Pues estás de suerte. Este deportivo submarino está basado en el mismo Lotus conducido por James Bond en The Spy Who Loved Me. Este coche para dos persona se conduce por tierra, y flota sobre el agua. Además (claro), con tirar de una palanca, el vehículo también se sumerge en el agua. Hay dos tanques de buceo incorporados, los cuales permiten a dos pasajeros permanecer bajo el agua hasta por una hora.

Este Submarine Sports Car, al igual que el mencionado Seabreacher, no es un submarino real. Es muy probable que en algún momento acabes mojado, así que deja tu traje Armani en casa, y ponte tu traje de buceo cuando lo utilices. El juguete cuesta unos $2 millones de dólares, y supuestamente puede alcanzar velocidades de hasta 75 millas por hora bajo el agua. No estamos seguros de creernos esto último, pero bueno: va por la carretera, flota y después se sumerge. ¡Qué más quieres!

Y.CO Yellow Submarine

El Y.CO Yellow Submarine está diseñado para la aventura (y para los multimillonarios, claro). Fabricado por el experto en mini submarinos Gse Triste, esta maquina es totalmente eléctrica, y está construida para cumplir con las normas militares. No sólo eso, sino que también es adorable. Con este submarino amarillo, hasta cinco pasajeros puede bajar cómodamente a 525 pies de profundidad, y observar el entorno por hasta ocho horas (asumiendo que tienes también un yate para lanzarte).

Pero, ¿qué sucede si quieres usar el baño durante estas ocho horas de viaje? Ni siquiera te preocupes: el submarino Y.CO tiene un baño a bordo. No tenemos idea del precio, pero podemos adivinar a que es muy, pero es que muy caro.

y-co-yellow-submarine_-970x647-c

U-Boat Worx C-Explorer 2

Este submarino personal se ve como algo sacado de Los Supersónicos. También viene con una gran cantidad de interesantes características que cabría esperar en un submarino personal, incluyendo un sonar de imágenes, luces bajo el agua, y un avanzado sistema de navegación. Incluso hay un acondicionador de aire, junto con un sistema de comunicación bajo el agua. Una interfaz de pantalla táctil permite que cualquiera de los dos pasajeros de este sumergible pueda controlar estas características.

u-boat-worx-c-explorer-2_-970x647-c

La cúpula de la burbuja en la parte superior de la nave permite una visión de 360º de las profundidades hasta de hasta 328 pies. Ni siquiera necesitas de un súper yate, ya que puede ser lanzado desde cualquier barco o muelle que esté equipado con una grúa.

Tritón 3300/1 MD

triton-3300_1-md_-970x647-c

¿No tienes a nadie con quien explorar las profundidades del mar? ¡Ningún problema! Lo que estás buscando es el submarino solitario. Este juguete sumergible está especialmente recomendado para los científicos e investigadores que deseen explorar y estudiar maravillas arqueológicas del océano. Ahora, claro: si tienes el dinero suficiente, también puedes ser un investigador. O lo que quieras.

Esta embarcación submarina cuenta incluso con unos bracitos, por si estás ansioso por recoger alguna cosa que hayas visto por allí abajo. A diferencia de algunos de los otros sumergibles de lujo vistos en esta lista, no tiene un inodoro, así que no bebas mucha agua antes de meterte en él.

Deepflight Dragon

deepflight-dragon_-970x647-c

Este submarino personal puede flotar y volar a través del océano abierto por hasta seis horas con una sola carga. El Deepflight Dragon se parece más a una nave espacial que a un submarino, y no nos sorprendería que este vehículo llegara al espacio algún día.

El Dragon es uno de los más pequeños submarinos personales que existen, y Deepflight aseguran que es capaz de encajarse en cualquier yate disponible actualmente en el mercado. Tampoco necesitarás de una amplia formación antes de lanzarte a la aventura bajo el agua. Los controles son fáciles (eso dicen) así es que —una vez más— todo aquí se reduce a una mera cuestión de dinero. Lo tienes, lo compras, y ya está.