Mira este Subaru WRX STI descender por una pista de trineo olímpico

Subaru a veces hace cosas que no esperamos. Como lanzar uno de sus carros por una pista de Bobsled (trineo olímpico), por ejemplo. ¿A quién se le ocurriría? Pues, a ellos. A quién más.

El vehículo en cuestión, en cualquier caso, no era uno cualquiera. Se trataba de un WRX STI. Y no fue conducido por cualquiera, tampoco, sino por el piloto de rally de Subaru Mark Higgins. El año pasado, él mismos estableció un récord con Subaru en la Isla de Man, aunque este nuevo “truco” presentaba un conjunto completamente diferente de desafíos.

Uno de esos retos era el ancho de la pista. La de St. Moritz es una de las más famosas en el mundo del Bobsled, y como todas las pistas de este deporte, es bastante estrecha.. Incluso quitando sus espejos retrovisores, el WRX STI apenas cabía.

Así, el material de carrera de Higgins puede resultar llamativo, pero no exactamente gracioso. Con unas ruedas normales, el WRX STI habría ido rebotando de un lado a otro como una enorme pelota de pinball. Además, un solo impacto bien dado contra alguna de las paredes de la pista, y adiós show. Entre tanto, Higgins tuvo mentalizarse especialmente una curva de 180 grados llamada “Herradura”, la cual requería conducir casi verticalmente por sobre (¿sobre?) una pared de nieve y hielo.

El WRX STI, evidentemente, tuvo que recibir “alguna que otra” modificación. Su cuerpo fue reforzado con una jaula antivuelco y un arnés de seguridad para proteger al conductor. Los neumáticos con clavos ayudaron al carro a agarrarse la superficie deslizante, ideal para trineos, sí, pero una pesadilla para un auto con ruedas.

Claramente, todo este equipo añadido al WRX STI tú no podrás pedirlo en un concesionario, aunque sí algunos ajustes de suspensión y otros hardware para el modelo año 2018. El WRX base y el STI continúan a la plataforma Impreza, siguiendo la práctica de Subaru de escalonar los lanzamientos de las versiones estándar y de rendimiento de su vehículo compacto.