El sistema de conectividad SmartLink de Ford también servirá en los vehículos más antiguos

Cada día que pasa, los autos nuevos están disponibles con una gama cada vez más elaborada de la tecnología, lo cual hace que el hardware de los carros más viejos se quede muchas veces obsoletos, incluso antes de que los vehículos mismos hayan terminado sus vidas útiles. Y Ford, por supuesto, quiere resolver este problema.

El nuevo sistema Ford SmartLink permite a los propietarios de vehículos Ford y Lincoln de los años 2010 a 2016 agregar características de conectividad que no estaban disponibles cuando sus carros estaban nuevos. Está diseñado para automóviles sin el acceso al módem incorporado que Ford utiliza para agregar software y otras características a sus modelos más nuevos.

Relacionado: Primeras imágenes del Ford Mustang Convertible

Desarrollado en concierto con Delphi Automotive y Verizon Telematics, SmartLink se elabora alrededor de un dispositivo habilitado para 4G LTE que se conecta al puerto OBD II del automóvil. Estos puertos son estándar en todos los vehículos vendidos en los Estados Unidos, y de hecho fueron diseñados para permitir una computadora de automóvil trabajar con el equipo de diagnóstico. Es el mismo puerto utilizado por dispositivos como Hum de Verizon y los controladores de comportamiento (driver behavior trackers) ofrecidos por algunas compañías de seguros a sus clientes.

Este dispositivo enchufable está emparejado con un software que permite al vehículo acceder a una suite de aplicaciones y un portal web para interactuar con teléfonos inteligentes y redes externas. SmartLink permite el inicio remoto del motor y el bloqueo y desbloqueo de las puerta a través del smartphone, así como un punto de acceso Wi-Fi habilitado por Verizon que admite hasta ocho dispositivos. También puede enviar a los propietarios “alertas de seguridad y estado del vehículo”, ayudándole también a encontrar un sitio en un estacionamiento repleto.

Características similares están disponibles en algunos modelos nuevos, pero Ford quiere ser el primer gran fabricante de automóviles que intenta agregarlas también a los vehículos más viejos. Por cierto, los concesionarios de Ford y Lincoln a lo largo y ancho del país serán los puntos de distribución para el sistema SmartLink. Ford dice que este sistema estará disponible a partir de este verano, con unos precios que se publicarán más adelante.

Para el futuro de este negocio, será interesante ver cuántos propietarios de modelos antiguos lo piden, así como saber si otros fabricantes de automóviles se animan y tratan de seguir el ejemplo de Ford.