Škoda podría volver a EE.UU. después de 50 años

Lo que comenzó como un rumor podría ser verdad: el fabricante de la República Checa Škoda (filial de Volkswagen) está considerando seriamente la posibilidad de regresar a los Estados Unidos después de cinco décadas de ausencia. Los ejecutivos de la compañía se encuentran considerando los pros y los contras del envío de autos a nuestras costas.

“Durante el próximo año, queremos saber qué decidió América del Norte”, ha dicho Bernhard Maier, gerente general de Škoda en una entrevista con el diario alemán Handelsblatt.

Relacionado: Škoda presentará su nuevo Concept de SUV en Ginebra
Maier estuvo a punto de revelar los detalles de este retorno de Škoda a los EE.UU., pero no fue más allá. En junio pasado, Škoda presentó tres nuevos modelos (como el de la foto), y los mismo ejecutivos han sido honestos a propósito de su deseo de que el próximo SUV Kodiak cruce el charco y lo podamos ver por esta parte del Atlántico.

Este hipotético desembarco no incluiría al Citigo, ni al Fabia, ni al Rapid. El Citigo es uno de los más pequeños vehículos de cuatro puertas vendidos de Europa, el cual —sin duda— no se vendería bien en esta parte del globo. El Roomster, una furgoneta convertida en monovolumen, también se quedaría fuera, ya que el segmento en el cual compite está dominado por otros fabricantes.

Skoda ve el mercado de EE.UU. como un territorio en el cual seguir creciendo, aumentando así sus ventas anuales. La compañía proyecta estar vendiendo sus autos en no menos de 120 países para 2025, superando los 102 en los cuales está presente en la actualidad.

Tendremos más noticias del regreso de Škoda a los Estados Unidos en los próximos meses, después que la marca checa realice todos los estudios de mercado que ha de hacer. Sea como sea el resultado de sus proyecciones, no veremos un nuevo Škoda por las calles americanas —como muy pronto— hasta entrado el 2018. Y eso siendo optimistas.