Vienen cambios para el BMW Serie 6

BMW estaría planeando hacer grandes cambios a la Serie 6. El fabricante de automóviles con sede en Munich prácticamente ha confirmado que está desarrollando un nuevo “buque insignia”, el cual se colocaría un punto por encima de la Serie 7. Denominado provisionalmente 9 Series, el modelo tomaría la forma de un sedán de cuatro puertas y el elegante techo de la línea coupé.

Si la Serie 9 recibe el visto bueno de los altos mandos de BMW, el familiar de Serie 6 Gran Coupé sería “despedido”, a fin de no superponerlo con su hermano mayor. El modelo convertible tampoco seguiría, debido a que el segmento en el que compite sería cada vez menor. Es decir, sólo el modelo coupé (de la foto) continuaría.

Relacionado: ¿Qué es lo próximo? El proyecto BMW-I te trae el futuro

En cualquier caso, el 6 se transformará en un tipo completamente diferente de coupé. El modelo existente es más de un gran turismo de lujo que un auto “brutalmente rápido”, especialmente si cuenta con un motor M bajo el capó. Pero las cosas hay que decirlas, y no es particularmente dinámico de conducir. Su reemplazo significará el fin de la lucha contra el Porsche 911, el cual ha estado siempre más orientado al conductor.

Para lograr esto, BMW hará que la próxima Serie 6 sea ligeramente más pequeña que el modelo que actualmente está en las salas de exhibición. El coupé perderá también alrededor de 500 libras por el cambio de la plataforma modular de la CLAR, la cual ya se encuentra en la nueva Serie 7 y en el próximo Serie 5, beneficiándose así de la experiencia de BMW en materiales ligeros, como la fibra de carbono y el aluminio.

BMW se jugará la carta de la tecnología, de acuerdo a lo dicho por Automobile Magazine. El próxima gran coupé de la compañía estará disponible con un avanzado sistema de dirección en las ruedas traseras, así como una suspensión neumática integral, aunque ambas características probablemente se encontrarán en la lista de opciones.

Relacionado: BMW y Dinan crean un M4 de más de 500 caballos de potencia

Mecánicamente, el Serie 6 marcará el comienzo de un nuevo motor de seis cilindros en línea, afinado para generar la potencia de un V8, con 550 caballos de fuerza, todo gracias a la utilización de cuatro turbocompresores. Mientras, el M6 continuará con un doble turbo V8 afinado para proporcionar más de 600 caballo de fuerza. Tanto la tracción trasera como en las cuatro ruedas estarán disponibles.

Vamos a averiguar muchas más cosas sobre el próximo BMW Serie 6 en los próximos meses. Su llegada se espera para finales de 2018, o incluso para principios de 2019, independientemente de la forma que adopte.