Samsung compra Harman para entrar en el mundo de los autos

El gigante de la electrónica surcoreana Samsung ha adquirido la compañía Harman International Industries tras cerrar un acuerdo cuyo valor asciende, aproximadamente, a los 8,000 millones de dólares, según ha anunciado la compañía.

Esta compra dará a Samsung una mayor presencia en el ámbito de la electrónica automotriz.

Relacionado: Samsung podría estar desarrollando un poderoso flip phone

“El vehículo de mañana será transformado por la tecnología inteligente y la conectividad de la misma manera que los teléfonos simples se han convertido en dispositivos inteligentes sofisticados”, subraya Young Sohn, director de estrategia de Samsung Electronics, en un comunicado.

Samsung espera utilizar el estatus de Harman como proveedor de automoción de nivel 1 para aprovecharse de esta tendencia. En el anuncio sobre dicha adquisición, Samsung ha señalado que el 65% de las ventas de Harman en el último año fueron destinadas al sector del automóvil.

La empresa, que surgió de la marca de audio Harman Kardon, fundada en 1953, se ocupa principalmente de sistemas de audio y tecnologías relacionadas con la conectividad. Mantiene relaciones comerciales con varios fabricantes de automóviles y emplea a 8,000 diseñadores e ingenieros de software, según Samsung.

Harman ha desarrollado, cada vez más, numerosos sistemas de automóviles conectados. En el CES 2016, debutó con un sistema que rastrea la dilatación de la pupila del conductor para medir la fatiga, así como una plataforma de autos llamada Life-Enhancing Intelligent Vehicle Solution (LIVS) que incorpora características como la navegación en 3D y opciones de personalización para el entretenimiento.

La compañía también controla varias marcas de audio, incluyendo Harman Kardon, JBL, Mark Levinson Audio Systems, Infinity, AKG Acoustics, Lexicon y Revel. También tiene la licencia de algunas marcas como Bowers & Wilkins y de Bang & Olufsen para el uso automovilístico.

Más recientemente, Harman llegaba a un acuerdo con Ford para suministrar sistemas de audio bajo la marca Bang & Olufsen como opciones premium en los automóviles del fabricante.

La adquisición de Harman es el último intento de Samsung para ganar presencia en la industria del automóvil. La división SDI de la compañía ya suministra baterías a varios fabricantes y será uno de los dos proveedores de baterías para el próximo SUV eléctrico de Audi.

A principios de 2016, Samsung desembolsaba $ 450 millones para hacerse con una participación del 1,92% del fabricante de automóviles chino BYD, que también tiene a Warren Buffett entre sus inversores.