Ringbrothers crean un 1965 Mustang Fastback de 959 HP

Si nunca has escuchado de los Ringbrothers, luego de mirar las fotos de su último vehículo, probablemente, te pases algunos minutos u horas Googleando sus anteriores creaciones.

Los hermanos Jim y Mike Ring manejan un pequeño taller mecánico en el pequeño pueblo de Sping Green, Wisconsin, pero también customizan uno o dos autos al año, autos que, generalmente, no son ignorados por la prensa o los fanáticos. La dupla ya ha ganado decenas de premios de tuning a lo largo de los años, incluyendo distinciones en el SEMA —la asociación de equipamiento postventa para automóviles.

Relacionado: Shelby presenta la edición especial Terlingua Mustang de 750 HP

Mustang_11

La última creación de los hermanos Ring es este Mustang 1965. Este auto no es fantástico por lo que esconde debajo del capot —un motor LS7 de 7.0-litros con turbocompresor Whipple que genera 959 caballos de potencia y 858 pie-libra de torque— sino por el material con el que está construido: fibra de carbono. Nombrado “Espionage” por sus creadores, este Mustang no es que incorpora fibra de carbono, este Mustang es de fibra de carbono.

Los hermanos Ring tomaron como base la forma del Mustang 1965, lo hicieron 2 pulgadas más ancho, y retocaron la curvas de la carrocería para destacarlo versus otros proyectos de restauración, La carrocería más ancha y más liviana fue pintada con el color también customizado de BASF llamado “Spy Green” (Verde Espía en castellano).

Mecánicamente, el monstruoso motor LS7 turbo está acompañado de una transmisión de seis velocidades Tremec T56, de un cabezal customizado, de un árbol de levas customizado, y del sistema de escape Flowmaster Supper 44.

Para mantener la potencia bajo control, el Espionage tiene discos de freno Baer de 14 pulgadas y pinzas de freno 6S. Las llantas son HRE y los neumáticos, Nitto invo —los delanteros de 295 mm de ancho, y los traseros de 345 mm).

Espionage ha sido un enorme proyecto para nuestro pequeño taller. Ha sido un desafío increíble pero a la vez también ha sido una empresa increíblemente gratificante”, dijo Jim Ring. “Cuando Mike y yo construimos un auto, siempre intentamos hacer algo que nadie haya visto antes, y creo que el trabajo que hemos hecho con el Espionage encarna ese espíritu”.